Si estás pensando en acometer ciertos cambios en tu casa pero no sabes bien ni por dónde empezar has de tener una serie de aspectos en cuenta. A continuación, te los detallamos.

Pasos para ver qué reformar en casa

Al pensar en los cambios que podrías hacer en tu vivienda tienes que ver los diferentes proyectos de reformas posible en función de las necesidades. Estas son algunas claves para ello.

Establece un listado con las necesidades

Si tu sistema de electricidad o fontanería cuenta con más de dos décadas es importante que te plantees cambiarlo. Aunque puede parecer un aspecto pesado de hacer en una vivienda, lo cierto es que en ocasiones hay que hacer reformas más grandes o integrales que te permitan mantener la seguridad en tu vivienda, eficiencia y, en definitiva, revalorizar la misma.

De este modo, antes de pensar en el proyecto de reforma que puedes llevar a cabo en tu casa lo primero que tienes es que detectar cuáles son las necesidades reales que tienes y a partir de ahí hacer un listado para consultar a los reformistas profesionales.

Presupuesto

Precisamente al establecer estas prioridades es importante que tengas en cuenta el presupuesto que tienes. En función de eso podrás ver el tipo de remodelación que puedes acometer pero también otros aspectos como el tipo de material que puedes adquirir, etc. El hecho de recurrir a productos de gama media a productos de lujo puede hacer que la factura se dispare. Todos estos puntos se han de tener presentes en todo momento.

¿Se podría mejorar la disposición de la vivienda?

Una de las reformas posibles más útiles que se pueden hacer en una casa son aquellas que implican mejorar la disposición de la planta. En ocasiones no se disfruta de la mejor distribución y eso hace que se pierdan m2 de manera innecesaria. Para evitar esto, nada como contactar con una empresa especializada que te haga un proyecto de reforma y te guíe sobre cómo puede ser el mejor modo de organizar tu vivienda: si puedes ganar algún m2 útil, cambiar el wc o la cocina de zona en función de las bajantes, etc.

¿Qué espacios usas más?

Quizá pienses que deberías ampliar la cocina o el baño, moverlos de zona, etc, pero ante todo si debes dar prioridad a un espacio frente a otro porque no puedes acometer la reforma que te gustaría piensa en las zonas que más usas. Así solucionarás primero los aspectos que te condicionan tu día a día en la vivienda.

Cuidado con la eficiencia

Tener un buen aislamiento, a través de ventanas y puertas, es más importante de lo que muchas personas piensan. Sobre todo para ahorrar en la factura energética. Revisa este aspecto y mira el tiempo que hace que no se cambian las ventanas. También del material con el que están hechas, si cuentan o no con doble acristalamiento, un cierre adecuado, etc. En la actualidad hay opciones como las ventanas de climalit que son estéticas y permiten preservar, al máximo, el interior de la vivienda frente a las adversidades climatológicas. 

Busca y compara

En cualquier caso, más allá de tener en cuenta en primer lugar cuáles son tus necesidades y también el presupuesto con el que cuentas es importante que decidas qué reformar en tu casa una vez busques y compares materiales. Quizá no tengas presupuesto suficiente para quitar un suelo y volver a poner otro pero sí para colocar un vinilo que dé un aspecto completamente diferente a esta parte de la vivienda. 

Lo mismo ocurre con los alicatados, ya sea a través de su completa renovación, con vinilos o con pintura especial para azulejos que hará que su aspecto sea completamente distinto. Para conocer todas las opciones que tienes y por cuánto es importante que busques y compares diferentes materiales y presupuestos. Sólo así sabrás mejor hasta dónde puedes llegar para no excederte en tu presupuesto.

Pide asesoramiento

Más allá de estos aspectos tampoco estará de más que pidas asesoramiento a equipos de reformas expertos que llevan tiempo trabajando en este ámbito. Ellos nada más ver tu vivienda sabrán aconsejarte y orientarte un poco de cara a lo que deberías ir reformando en primer lugar. Te ayudarán, por tanto, a llevar tus prioridades a la práctica en este sentido.