Caer en las manos equivocadas puede generar son solo grandes pérdidas económicas sino también daños psicológicos difíciles de superar

Diferenciar a un verdadero vidente de un estafador, lejos de lo que se pudiera creer no es tan difícil, solo hay que hacer una pequeña investigación en internet y detectar los signos más llamativos. Las personas que pretender cometer fraude anunciándose como expertos en videncia sin serlo, no suelen dar la cara, en la mayoría de los casos atemorizan a las personas y, sobre todo, piden cantidades de dinero muy altas.

En cambio, alguien que es vidente de verdad, pone su rostro como prueba de confianza, no utiliza el miedo para amenazar o extorsionar y tampoco le mueve el dinero. Un claro ejemplo es Mariela Gauna Vidente una verdadera profesional con canal de YouTube donde comprobar que es una personal real.

Por otro lado, Mariela Gauna está considerada por muchos como la Nº1 en Amarres De Amor, uno de los servicios más demandados a nivel esotérico. Su manejo de la alta magia blanca, el vudú haitiano, la santería cubana, y su dilatada experiencia en diferentes escuelas esotéricas la han llevado a recorrer el mundo ofreciendo su don de nacimiento y su herencia espiritual para ayudar a los demás.

Distinguir a una vidente honesta

Como se anticipaba al principio de este artículo, una vidente honesta da la cara, o lo que es lo mismo, quien no lo es, oculta su rostro o no da pruebas de su verdadera identidad. Este sería el primer punto a tener en cuenta a la hora de detectar si se está tratando con alguien de fiar o no, si se puede comprobar que se trata de una persona real, ofrece su teléfono particular y su dirección y se constata que vive en territorio español, se estará más protegido en caso de extorsión, acoso o amenaza de algún tipo.

Por lo tanto, lo primero sería descartar a todos aquellos videntes que se presenten en forma de gabinete poco claro, sin datos de contacto reales y sin una dirección clara a la que remitirse en caso de denuncia o problemas con sus servicios. En este sentido, la Vidente Mariela Gauna no solo tiene un canal de YouTube donde verla en directo o en diferido, sino que también da su teléfono de contacto que ella misma atiende.

En segundo lugar, una vidente honesta y fiable no pide grandes sumas de dinero, y desde luego no amenaza con males de brujería a quien no le paga. Utilizar la magia para hacer daño a alguien no es propio de los dones espirituales de la verdadera videncia.

Otro signo de alerta es comprobar que el número de teléfono que se facilita pertenece a una empresa que cobra por minuto. Estos teléfonos generalmente se usan para obtener dinero mediante la espera prolongada, y al mismo tiempo, quien está al otro lado de la línea no es quien dice ser. Lo mismo ocurre con quienes se anuncian en TV, en la mayoría de los casos, las llamadas son muy caras y quienes atienden a los usuarios son personas que trabajan para ellos, no los propios videntes o supuestos videntes.

Por último, la prueba definitiva es que los estafadores no atienden de forma presencial en un lugar físico. Si un vidente profesional da la cara, su dirección, su teléfono y atiende de manera presencial y mediante videollamada es que es de fiar, así se ha comprobado que Mariela Gauna no estafa, y que sus consultantes quedan agradecidos y recomiendan su servicio a amigos y familiares.

Qué diferencia a una buena vidente

La experiencia, la formación y en algunos casos un don de nacimiento son los signos que diferencia a una buena vidente. La herencia espiritual, el poder innato para la videncia junto a otros dones como la mediumnidad, la capacidad para leer oráculos y el conocimiento de diferentes tradiciones mágicas son un legado que no todo el mundo puede acreditar.

Hay videntes que usan el tarot, otros las runas, el péndulo, los caracoles, el tabaco, el café, etc., para encontrar verdades ocultas o desentrañar situaciones pasadas y futuras. Hay quienes trabajan magia blanca pura, magia negra, magia roja y otros rituales de distintas escuelas esotéricas para resolver cuestiones amorosas, económicas y de salud.

Ahora bien, difícilmente se encuentra a una persona que aglutine todos estos conocimientos en una sola existencia, son casos que se dan de forma aislada, pero que pueden ocurrir debido a la trayectoria personal, el nacimiento y las circunstancias que les han traído a este mundo. Este es el caso de Mariela Gauna, una vidente con un linaje ancestral que además ha profundizado sus conocimientos con los mejores chamanes vivos del momento. No es de extrañar por tanto, que sus amarres de amor sean tan poderosos y exitosos y que la hayan convertido en la vidente de referencia para miles de personas en todo el mundo.