Al contratar un seguro para coches, lo ideal es elegir el que más se adapte a las necesidades del conductor y las características del vehículo. Pero no es un proceso tan sencillo, por lo que 6 de cada 10 automovilistas sienten descontento hacia su compañía de seguros. De acuerdo a la empresa Wazypark, el 65% de los conductores de coches piensa en cambiar de aseguradora. Se estima que estos automovilistas encuentren una oferta más económica y con mejores condiciones para 2022.

El cambio de la compañía de seguros

El cambio de una agencia de seguros para coches resulta habitual en España. De hecho, el 78% de los conductores encuestados por Wazypark indican que han cambiado de compañía de seguros. La principal razón es que no cumplen las expectativas para la cobertura del coche, además que el precio del seguro sobrepasa sus posibilidades. Es así como 8 de cada 10 conductores afirman que realizaron de 2 a 5 cambios de aseguradoras, lo que representa más del 58%.

Por su parte, el estudio de Wazypark establece que el 45% de los conductores procedieron un cambio de seguro para coches a partir de 2016. De este porcentaje, se estima que 9 de cada 10 cambiaron el tipo de seguro para reducir los gastos y minimizar el impacto de la crisis económica. Una situación que afecta a los españoles para costear no solo el seguro, sino los servicios básicos, alquiler o hipoteca y otros gastos. Sin embargo, 1 de cada 10 conductores decidieron modificar la póliza de seguros para coches con la intención de mejorarla.

El precio del seguro es importante

Es un error pensar que cambiar de seguro para coches es más costoso que quedarse con la aseguradora actual. La verdad es que depende de la elección de los servicios a contratar y las prioridades del cliente. Basándose en las cifras, cerca del 53% de los conductores considera el precio del seguro antes de decidirse. A su vez, el 42% investiga acerca de los servicios del seguro y las garantías que ofrece mientras que analiza el precio.

También es importante tomar en cuenta la reputación de la aseguradora, ya que es lo que va a demostrar la confianza y responsabilidad para contratar el seguro. Esto es algo que solo evalúa el 3% de los automovilistas pese a que es de suma importancia al contratar una póliza de seguros para coches.

La comparación de precios de las compañías de seguros

El 73% de los conductores en España comparan los precios de las aseguradoras antes de contratar un servicio. Se fijan en las pólizas más baratas para ahorrar dinero y cubrir otras necesidades esperando que el seguro contratado sea suficiente para la cobertura del coche.

En este caso, 8 de cada 10 utilizan comparadores como Rastreator para consultar los precios y cambiar al menos una vez al año de compañía de seguros. Estas cifras confirman que más de la mitad de los conductores se fija mucho en el precio, a pesar de que el 27% está conforme con el costo y pólizas del seguro habitual con la renovación respectiva.

¿Qué influye en el precio del seguro?

En el precio del seguro para coches influyen varios factores, siendo algunos más determinantes que otros, pero todos son necesarios para calcular la póliza. Entre los factores que generan el precio final del seguro, según Rastreator, se encuentran los siguientes:

  • Tipo de póliza: las aseguradoras disponen el precio por el tipo de póliza. La primera es el seguro a terceros, el más económico y con una póliza básica, seguido del seguro a terceros ampliado con coberturas adicionales. También está el seguro a todo riesgo que es más costoso con coberturas completas y una máxima protección.
  • Tipo de coche: el costo del seguro depende del tipo de coche basado en su modelo, marca, antigüedad, combustible, potencia del motor y otros aspectos. Por ejemplo, los coches modernos tienen pólizas con un precio mayor que los coches antiguos, ya que la reparación suele ser más compleja y costosa.
  • Perfil del conductor: aunque parezca mentira, las características del conductor mantienen una influencia en el valor de la póliza del coche. Uno de los perfiles que no juega a favor es ser joven; se presupone que se tiene menos experiencia en la conducción que los de mayor edad. Por ello, los jóvenes asumen primas más altas.
  • Historial de siniestros: es importante cuando un conductor tiene un historial “limpio”; significa que no ha tenido accidentes o siniestros con culpa. Las compañías de seguros consideran esto al ajustar el precio de la póliza para coches.
  • Localidad y garaje: la ubicación geográfica del conductor influye en el valor del seguro debido a que, a mayor posibilidad de desastres naturales, hay un incremento de los riesgos de siniestros. Asimismo, es considerado el índice de robo de vehículos en la localidad que se relaciona con la tenencia de garaje. Con un garaje existe menos probabilidad de robos o daños al coche, lo que conlleva a una póliza más baja.

Sin duda, el precio del seguro para coche puede variar mucho, depende de la compañía de seguros y la póliza que se vaya a contratar. Aunque lo más importante es no estar en las estadísticas de siniestralidad para disponer de una buena póliza a un precio accesible.