El Código de Hummurabi -un código legal de Babilonia, en lo que hoy es Irak- tiene casi 4.000 años de antigüedad.

Contiene 282 cláusulas que tratan el tema del “préstamo bruto”, que era un tipo de seguro marítimo con un préstamo adjunto: un comerciante recibía dinero para financiar el viaje de un barco, pero si éste se hundía, no tenía que devolver el préstamo.

Si llegara a puerto, tendría que pagar el principal y los intereses.

Al mismo tiempo, los mercaderes chinos reducían su riesgo intercambiando mercancías con otros barcos, de modo que si un barco se hundía, todos perdían un poco.

Pero como era más eficaz estructurar los seguros en forma de contratos financieros, los romanos lo hicieron unos milenios después con un activo mercado de seguros marítimos.

Posteriormente, ciudades-estado italianas como Génova y Venecia continuaron con esta práctica, desarrollando formas cada vez más sofisticadas de asegurar los barcos en el Mediterráneo.

Para ofrecerle datos más precisos sobre la historia de los seguros, nos gustaría compartir con usted que la primera póliza de seguros como tal se originó en Génova, Italia, en 1347. Asimismo, la primera póliza apareció en Pisa en el año 1385.

¿CUÁNDO NACIÓ EL SEGURO DE AUTOMÓVIL?

Cuando Karl Benz inventó el primer vehículo de gasolina en 1895, no podía imaginar los problemas que la coexistencia de coches y carros provocaría en forma de choques que “alguien”, en forma de los actuales seguros de automóviles, tendría que pagar.

Así, tan sólo 3 años después, se formalizó la primera póliza de seguro de automóviles, que, aunque muy parecida a la actual, no cubría realmente las reclamaciones contra otros carros, sino contra… ¡Carros, remolques y jinetes!

Aunque el automóvil se inventó en Alemania, la primera póliza de seguro para turismos no se introdujo en ese país industrializado, sino en los jóvenes Estados Unidos de América el 1 de febrero de 1898.

Según la Oficina del Censo de los Estados Unidos, el primer asegurado fue el Dr. Truman J. Martin, de Buffalo (Nueva York), que pagaba 12,25 dólares por la prima de su seguro de automóvil hasta 5.000 dólares.

El coche del Dr. Truman no estaba asegurado contra las colisiones con otros coches, como ocurre hoy, sino contra las colisiones con los 18 millones de coches y conductores que había en Estados Unidos en aquella época (en ese momento sólo había 4.000 coches en todo el país).

El seguro se centraba en los daños de responsabilidad civil que se podían causar en caso de accidente de tráfico contra otros vehículos, y era una cobertura muy limitada que no tenía muy en cuenta, por ejemplo, el mobiliario urbano o incluso los peatones….

Ya en 1821, los carros de caballos tenían algo muy parecido a los seguros de automóviles actuales. En Francia, por ejemplo, el entonces prefecto de París creó un sistema de fondos comunes con aportaciones de todos los transportistas que cubrían los posibles daños causados por los carros a terceros.

En España, por ejemplo, el primer seguro privado no existió hasta 1912, y no fue hasta los años 30 cuando Gran Bretaña lanzó el primer experimento de seguro obligatorio de automóviles, que luego se extendió por todo el mundo.

Hoy en día existe la obligación de tener un seguro obligatorio en EEUU, en Gran Bretaña, en España, en México… y las compañías dan diferentes tipos de modalidades, desde las más sencillas hasta por ejemplo la cobertura amplia GNP.

Fuente de información: GNP Seguros