María, de 48 años, ha sido detenida en Ucrania por asesinar y desmembrar posteriormente el cadáver de su marido, quien, según la versión de la arrestada, se negó a dejar de abusar de ella física y emocionalmente, según informó Antena Tres.

La detenida decapitó a su marizo y luego le cortó el pene con un hacha, para poner punto y final a varios años de malos tratos por parte de Oleksandr, de 49 años. Tras el crimen, y según los informes policiales, María habría alimentado a sus perros con los genitales de su esposo.

El asesinato tuvo lugar el pasado 23 de agosto. María, siempre en la misma línea, manifestó que “sufría violencia doméstica por siglos y asesinó a su esposo para ponerle fin”, ya que, según ella era, “la única forma” de parar su sufrimiento. Así pues, esperó a que Oleksandr terminara su jornada de trabajo y regresara a la vivienda familiar para atacarle mientras dormía.

Nadezhda Opanasiuk, una vecina del matrimonio, descubrió a María cuando trata de huir del domicilio impregnada de la sangre de su marido. Opanasiuk explicó a los medios locales que “sus manos, pies y ropa estaban cubiertos de sangre”. Asimismo, afirma que le confesó que “estaba en problemas y que había matado a su esposo”.

Finalmente, María confesó que había sido la autora del asesinato de su marido y fue arrestada por la Policía. Ahora se enfrenta hasta 15 años de prisión si la Justicia la declara culpable.