De nuevo la tecnología entra en acción de la mano del amigo invisible. Así es, este juego tan popular y tan jugado a lo largo de la historia, actualmente extiende sus brazos y puede llegar a todos sin ningún tipo de límite geográfico. ¡Y es que, sin duda la tecnología une! Y no hay nada mejor para unir a las personas que hacerles pasar un buen rato compartiendo regalos y diversión.

Pero ¿Cuál fue el origen del amigo invisible?

Realmente, existen diferentes versiones acerca de su nacimiento. La más arraigada tiene su debut en Venezuela allá por el siglo XIX. Al parecer las mujeres casadas no podían tener amigos íntimos ni recibir regalos. Para remediarlo, alguien ideó este juego de una forma inteligente a la vez que ingeniosa.

Otros sitúan su nacimiento en Escandinavia, debido a la similitud que guarda con una tradición llamada «Julklapp», mediante la cual los ayudantes de Papá Noel, reparten regalos por las casas. Como pista para que sepan a quien va dirigido cada obsequio, adjuntan un poema o dedicatoria.

También hay quien asegura que el amigo invisible tuvo su inicio en Estados Unidos. 

De lo que estamos seguros es de que surgiera donde surgiera, es una manera ideal y original de regalar en fechas tan señaladas y especiales como la Navidad o los cumpleaños. ¡Cualquier excusa es buena para celebrarlo!

El amigo invisible y la tecnología

Tal y como hemos comentado en párrafos anteriores, internet ha dado un gran impulso al sorteo amigo invisible, brindándole un gran apoyo. Le ha llevado a enlazar fronteras y a comunicar a personas a lo largo y ancho del planeta.

Además, es un juego en el que pueden participar personas de todas las edades.

Pero la principal ventaja de organizar este entretenimiento online, está relacionada claramente con en el tiempo y su organización.

Lamentablemente, la mayoría de nosotros no disponemos de tiempo para organizar este tipo de eventos.

Asimismo, la organización supone una ardua tarea que comienza por la recolección de los datos hasta fijar la fecha, hora, lugar y temática, entre otros.

Es un hecho, que para muchos supone más quebraderos de cabeza que alegrías. Distribuir a troche moche trozos de papel con los nombres de los participantes parece una tarea sencilla pero que se va complicando a medida que el grupo crece o porque los participantes viven lejos unos de otros y no pueden reunirse para hacer el reparto. 

Otro problema que se presenta a menudo es elegir el regalo adecuado. La falta de tiempo, la escasez de ideas o un presupuesto ajustado, suelen establecer las principales dificultades. 

Es aquí donde entra en escena la transcendental labor de páginas como juegoamigoinvisible.com que te facilitarán la faena extraordinariamente. En verdad, resulta un recurso sencillo y a la vez eficaz, con el que se ahorra tiempo puesto que es completamente online.

Por otra parte, su dinámica e intuitiva página es de muy fácil usabilidad. Cada participante puede entrar al sitio web desde cualquier lugar, sin necesidad de reunirse físicamente, y colocar sus propios datos de forma totalmente gratuita, y hasta le es posible confeccionar una lista personalizada de recomendación de regalos para cada usuario con algunos datos.

¡Y por si no fuese suficiente!

Tendrás la oportunidad en el futuro de reutilizar tus sorteos, modificando, añadiendo o borrando tantos participantes como necesites.

De la misma forma, si lo necesitas, está permitido añadir exclusiones, evitando que haya parejas que se hagan regalos entre ellos. ¡todo en igualdad de condiciones!

Y para evitar que el sorteo se arruine por un mal regalo, unos días antes, se le enviará a cada uno de los participantes un recordatorio para que, si aún no lo ha hecho, no espere más y complete su lista de regalos.

En cuanto a los valores que se aprenden al participar

Este sorteo los tiene TODOS. Aporta una gran pluralidad de beneficios sociales, afectivos y emocionales, para todos aquellos que participen en su dinámica.

  • Se puede llevar a término en cualquier ámbito (en centros educativos, en el trabajo, en casa). Su realización se adapta a cualquier entorno, mejorando la comunicación y las relaciones interpersonales.
  • En el caso de los niños, les podemos enseñar el valor de las cosas, fijando un coste máximo para cada obsequio.
  • Igualmente, es importante que nos acostumbremos a dar y regalar no solo a recibir. 
  • En línea con el punto anterior, aprendemos a pensar en los demás, en sus necesidades y preferencias, fomentando de esta forma, la empatía.
  • Con este pasatiempo tan divertido, estimulamos nuestra creatividad.

Como puedes observar, después de lo hasta escrito, el juego del amigo invisible es una herramienta excelente para educarnos en la dinámica de hacer algo por los demás, experimentando el altruismo y la generosidad a la para que nos divertimos. Es en definitiva, una actividad ideal para desarrollar la inteligencia emocional.

¿Y tú, a qué esperas para participar?