La sociedad vivió uno de sus peores momentos de la historia moderna cuando los diferentes gobiernos del mundo decidieron por urgencia sanitaria confinar a la población en sus domicilios por la terrible pandemia de Covid19 que empezó en China, y que rápidamente se extendió por todos los países del mundo.

Tuvimos que aprender a vivir con ello, todas las rutinas de vida y trabajo fueron rápidamente interrumpidas por duras normativas y sanciones para combatir el coronavirus y evitar su expansión, e intentar un control sanitario que hoy por hoy es muy difícil.

El confinamiento fue duro, las relaciones entre personas quedaron muy tocadas, y muchas personas quedaron totalmente solas en sus domicilios, sin nada más que Internet para compartir sus vivencias, y buscar relaciones.

Gracias a las nuevas tecnologías y su gran implantación, muchas personas pudieron buscar en Internet soluciones acordes para sus momentos de vida. Uno de los fenómenos más sonados ha sido el gran auge de las citas online, muchas de ellas, simplemente buscaban sexo en la red, otras amistades para toda la vida, el confinamiento llevo a las relaciones Íntimas entre personas desconocidas al mínimo nunca visto.

Grandes portales de Internet de vídeos X para adultos reportaron millones de visitas en todo el mundo, el sector gano ingentes cantidades de dinero, con millones de visitas que durante semanas fueron sostenidas en el tiempo. Tanto hombres, como las propias mujeres consumieron material pornográfico en gran cantidad.

Uno de los portales más visitados en España, en la región de Valencia, fue agenda69.com, según las amplias estadísticas las palabras claves más buscadas fueron putas valencia, el kamasutra, morenas, entre otras…

Sin duda, el estricto confinamiento paso factura, aumento el consumo de pornografía en gran cantidad, creo ampliamente nuevas búsquedas relacionadas con la pandemia, (Coronavirus + Porno) fue entre lo más buscado.

Según algunos expertos en la materia, el aburrimiento de las personas aumentó la hipersexualidad, usando el sexo como mecanismo de supervivencia para lidiar con la extrema soledad en la que se vieron envueltas muchas personas.

El sexo, es y será, uno de los puntos más controvertidos del ser humano, para muchos un tabú, para otros un placer sin medida, pero lo que está claro, que para la gran mayoría de la sociedad es una necesidad fisiológica irrenunciable, donde la gente siempre buscará la solución para tener sus necesidades cubiertas.