Calatafimi Segesta ha sido el último pueblo de Italia en sumarse a la iniciativa puesta en marcha anteriormente por otras localidades a lo largo y ancho del país para hacer frente al éxodo rural y atraer a nuevos habitantes. Así, el Ayuntamiento ha decidido poner en venta 58 viviendas en su casco histórico por el irrisorio precio de un euro, según informa Il Corriere della Sera.

Segesta alberga uno de los más famosos y espléndidos templos griegos, así como otras bellezas arquitectónicas y artísticas. El portavoz del pueblo, Francesco Fragale, explica que la idea es “revalorizar la zona desde el punto de vista urbanístico y fomentar la apertura de alojamientos turísticos, tiendas o talleres de artesanía en un lugar pintoresco”.

Las viviendas que han sido puestas a la venta al precio de un euro están situadas en pleno centro histórico, precisamente el enclave más abandonado. La licitación municipal estará abierta hasta octubre. El truco está en que los inmuebles adquiridos tendrán que ser renovados en los términos indicados en la convocatoria municipal; asimismo, las obras deben iniciarse en un periodo de tres meses después de la concesión de la licencia y deben finalizarse en un plazo máximo de tres años.