Una de las características más avanzadas de los dispositivos de climatización actuales es la aerotermia, un término que hace referencia a la capacidad de adaptación de un dispositivo para ajustar la temperatura en función de las necesidades de cada momento del año.

No obstante, todavía persisten imprecisiones, mitos y falsas creencias acerca de la aerotermia. Los expertos de una de las firmas de comercialización e instalación de dispositivos más consolidadas del sector nos explican en qué consiste exactamente la aerotermia y cómo funciona en un dispositivo de climatización.

La aerotermia: sinónimo de ahorro, eficiencia y sostenibilidad

La investigación y el desarrollo también ha avanzado notablemente en el sector de la climatización y la implementación de dispositivos de aire acondicionado y calefacción en espacios domésticos y empresariales, y uno de los más pronunciados avances experimentados en este sentido es el relativo a la aerotermia, una característica que hace alusión a la capacidad de un dispositivo de ofrecer aire fío en verano, caliente en invierno y de proporcionar agua caliente a todo un hogar.

“La aerotermia es sinónimo de versatilidad, de adaptación y de ambivalencia”, explican desde Tsclima.com, el portal digital de una de las empresas especializadas en la comercialización, instalación y mantenimiento de dispositivos premium de climatización. “Puesto que también es sinónimo se energía renovable, de ahorro, de eficiencia y de respeto por el entorno natural, es una de las mejores soluciones para ahorrar en la factura de la luz al tiempo que se cuenta con un dispositivo adaptado a las nuevas necesidades del planeta”, comentan desde la firma valenciana.

Una de las razones que lleva a confusión al gran público acerca de la aerotermia es que se cree que su instalación solo es apta para el uso invernal. “Es una imprecisión de bulto creer que la aerotermia solo cubre las necesidades del usuario en invierno, en las estaciones de más frío, ya que su bomba de calor dispone de un sistema reversible capaz de ajustar la temperatura a la baja para aplacar el calor más sofocante del verano”, explica el equipo de Tsclima. “Esto provoca que el sistema de aerotermia ofrezca en todo momento una temperatura ideal sea cual sea la temperatura del exterior, reduciendo al máximo el consumo”, añaden.

Los expertos insisten en que una de las bazas de la aerotermia es el escaso impacto que tiene este sistema en la factura de la luz comparado con otros sistemas de climatización mucho más caros y bastante menos efectivos. “La clave de la aerotermia está en la bomba que incluye este sistema, que es capaz de transportar más calor que la energía eléctrica que consume”, apuntan desde Tsclima. “Eso hace que este sistema sea un gran aliado del ahorro, reduciendo el consumo energético y viéndose reflejada esta mejoría desde el minuto uno en la factura”, explican.

Aspectos fundamentales de la aerotermia

Dado que la aerotermia es respetuosa con el medio ambiente y que no produce emisiones de CO2 como sí ocurre con los dispositivos de climatización convencionales, la aerotermia es sinónimo de energía renovable.

“Otra de las características de la aerotermia es que permite usar instalaciones más completas como radiadores o suelo radiante para obtener unos niveles de temperatura adecuados en la casa, lo que permite hacer un reparto más homogéneo del ajuste térmico”, explican desde Tsclima. “Además, cabe mencionar que la combinación de estos elementos no se traduce en un mayor gasto energético, ya que se acoplan a la perfección a la eficiencia que se obtiene de estos sistemas de aerotermia”, comentan.

Por tanto, a tenor de lo expuesto por el equipo experto de Tsclima, la aerotermia es un sistema igualmente eficaz en climas fríos y que presenta una incuestionable capacidad de adaptación. “Se garantiza el funcionamiento de este sistema en entornos que presenten temperaturas de incluso 20 grados Celsius negativos”, explican desde la firma valenciana. “Normalmente, si el usuario vive en una zona muy fría, nuestro equipo recomienda instalar un sistema de apoyo que permita complementar la aerotermia para garantizar que se va a poder disfrutar de los resultados esperados”, añaden.

Cabe mencionar que la instalación de la aerotermia conlleva un importante ahorro en la factura de consumo eléctrico. “Del total de la energía que consume el sistema de aerotermia, solo un 25% corresponde a gasto eléctrico”, explican desde Tsclima. “El 75% restante procede de fuentes de energías renovables y gratuitas, lo que supone un notable abaratamiento del coste de la climatización, presentando no solo ventajas en cuanto a la distribución y ajuste térmico, sino además en todo lo referente al consumo energético y la sostenibilidad”, añaden.

Acerca de Tsclima

Tsclima es la firma de referencia para la instalación y el mantenimiento de dispositivos de climatización más modernos y eficientes. Formada por un equipo de especialistas con más de dos décadas de experiencia en el sector, a día de hoy la empresa valenciana lidera la distribución y la instalación de dispositivos de climatización avanzados para entornos domésticos y empresariales.

En un momento crucial donde apostar por la sostenibilidad y la eficiencia energética es una necesidad imperiosa, el equipo de Tsclima es experto en proporcionar el asesoramiento más especializado acerca de la aerotermia, una de las tecnologías más avanzadas en el ámbito de la climatización caracterizada por la sostenibilidad medioambiental, su origen gratuito y renovable y el reducido consumo que implica su implementación.

Tsclima trabaja con dispositivos de marcas de gran reputación en el sector, como Daikin, Junkers, Airzone, Fujitsu, Saunier Duval o Vaillant.