En un almacén cerca de Londres, Reino Unido, se ha encontrado una sorprendente colección abandonada de cerca de 200 automóviles antiguos clásicos que incluyen algunas de las marcas más prestigiosas como Mercedes, BMW, Land Rover, MG, entre otras.

En el almacén se encontraron nada más ni nada menos que 174 unidades cubiertas de polvo y excremento de aves. Desde la semana pasada en Instagram se comenzaron a publicar imágenes e información de los vehículos en la cuenta London Barn Finds. Los responsables de esa cuenta llevaron a cabo este lunes una jornada de puertas abiertas, en la que los interesados pudieron observar los vehículos y presentar sus ofertas.

Además, London Barn Finds compiló una lista de los 174 automóviles, en la que se especifican detalles como el modelo, marca, año, kilometraje y el precio de venta. Las condiciones de esas unidades varían y el coche más antiguo de esa colección es un Morris Minor de 1955. El precio más bajo en ese remate es de 100 libras esterlinas (casi 140 dólares) por un Citroen Berlingo del 2000, mientras que el más caro es un MG MGA de 1989 por 25.000 libras esterlinas (unos 35.000 dólares).

Por el momento se desconoce cuánto tiempo han estado los vehículos en esa instalación ni su procedencia o propietario. London Barn Finds todavía no ha logrado vender todos los automóviles, por lo que ha decidido subastarlos a través de la plataforma de comercio electrónico eBay.