El vídeo está dando vueltas por toda internet con millones de alabanzas para este hombre de la provincia china de Hunan arriesgó su vida para salvar a una niña de dos años que quedó colgando bocabajo atrapada entre los barrotes de la ventana a una altura de seis pisos, informan medios locales.

El terrible incidente habría ocurrido después de que los padres dejaran brevemente a la niña sola en la habitación, momento en que esta se subió al respaldo de un sofá ubicado junto a la ventana y perdió el equilibrio, quedando apenas una parte de su cuerpo tendiendo de una barrera protectora.

Un vecino decidió actuar rápidamente al ver que la pequeña colgaba de cabeza y que en cualquier momento podía precipitarse al vacío. En las imágenes difundidas en redes sociales se puede ver cómo el hombre subido en una cornisa sostiene a la niña mientras los rescatistas iban en camino.

Cuando finalmente llegaron los bomberos, unos diez minutos después, tuvieron que cortar los barrotes para rescatar a la menor, que no sufrió daños.