Playa

Es cada vez más habitual desde que los teléfonos móviles y las redes sociales se hicieron dueños de nuestras vidas que momentos que antes pasaran inadvertidos para la mayoría ahora se difundan y viralicen de manera masiva, en algunos casos con consecuencias terribles.

Esto es lo que ha pasado con el calentón que han sufrido ayer dos veraneantes en una playa de Bahía de Kino, en México. Inicialmente se difundió que había sucedido en Triana, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria) pero el usuario @erauncrass, muy conocido en el mundo tuitero grancanario, se ha encargado de aclarar que únicamente había redifundido a modo de broma el vídeo publicado originalmente por @jesusdiazrob.

La pareja, ajena a que están siendo observados y grabados desde un vehículo detrás de ellos, se entregan al acto carnal con gran frenesí. Ella subida a él, y él sentado sobre una silla de plástico sobre la arena, creyendo ambos mantenerse alejados de las furtivas miradas parapetados por su furgoneta y gracias a su discreción. No, no era así.

Tras publicarse el vídeo nadie ha dado importancia a las circunstancias de los veraneantes que, efectivamente, no son noticia. Lo que sí sorprende a todos, y mucho, es la extrema resistencia de la silla sobre la que ambos se entregan el uno al otro.

Los usuarios en Twitter nos avanzan que la silla ya se ha agotado y el pitorreo en torno a las maravillosas cualidades del asiento de plástico, es generalizado. Opinen ustedes mismos.