Una mujer estadounidense, madre de dos hijos, que había rechazado vacunarse contra la Covid-19 por miedo a los que los posibles efectos secundarios de la vacuna, ha muerto trágicamente tras contraer la variante Delta del coronavirus.

Tricia Jones, de 45 años de edad y de Kansas City, Missouri, dudaba si vacunarse o no después de escuchar noticias sobre personas que padecían afecciones raras relacionadas con las vacunas, como coágulos de sangre o problemas cardíacos.

Decidió no vacunarse tras asustarse por los riesgos potenciales de la vacuna y su madre no pudo convencerla de que era más seguro vacunarse que no hacerlo, según recoge el Mirror, que cita a la cadena FOX4.

Pero después de que su hijo contrajera la Covid-19 en el colegio, ella misma enfermó con el virus y nunca se recuperó.

Su familia ahora está pidiendo a la gente que se vacune contra el virus y evite sufrir de la misma manera que lo hizo Tricia Jones. La madre de la víctima, Deborah Carmichael, explicó que ella había aceptado su primera dosis tan pronto como estuvo disponible, pero que su hija se mostró escéptica.

“Creo que tenía miedo de los efectos secundarios”, dijo Carmichael a FOX 4. “Escuchas muchas historias de terror. Yo mismo, cuando recibí la inyección, lo pasé mal, así que la asusté. Entonces ella no quiso hacerlo. No pude convencerla. Nunca hubiera pensado que perdería a mi hija a los 45”, dijo.