Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) están intrigados y preocupados definiendo a los norovirus como virus muy contagiosos que causan vómitos y diarrea, y advierten que cualquier persona puede infectarse y enfermarse con esta afección, al contraerlo de las siguientes maneras: a través del contacto directo con una persona infectada; al consumir alimentos o agua contaminados y/o al tocar superficies contaminadas y luego llevarse las manos a la boca sin lavárselas.

A sido catalogado como un “virus de los vómitos de invierno”, expertos en salud pública del Reino Unido alertaron que se registra un brote de norovirus tres veces más alto en contagiados que lo habitual. Caracterizado por generar vómitos y diarrea y ser altamente infeccioso, el mayor número de casos se observan durante la estación invernal, aunque ahora en el verano europeo las autoridades sanitarias ven con preocupación que los casos están aumentando considerablemente: el Public Health England (PHE) informó que “la vigilancia de rutina muestra que el número de brotes causados por el virus de los vómitos ha aumentado en las últimas semanas -durante el período de 5 semanas desde finales de mayo hasta julio-, particularmente en los entornos educativos de los primeros años, y que los casos están volviendo a ser prepandémicos, con altos niveles de casos en todos los grupos de edad y entornos en Inglaterra”.

El norovirus es muy infeccioso y causa vómitos y diarrea, pero por lo general desaparece en un par de días. Se transmite fácilmente a través del contacto con personas infectadas o superficies contaminadas. El mayor porcentaje de contagios se ha producido principalmente en entornos educativos, particularmente en guarderías, con muchos más incidentes reportados al organismo sanitario británico de lo que se esperaría en los meses del actual verano en el hemisferio norte. En las últimas 5 semanas, se han notificado 154 brotes, en comparación con un promedio de 53 brotes notificados durante el mismo período de tiempo en los 5 años anteriores.

El número total de informes de norovirus confirmados por laboratorio en todos los grupos de edad también ha aumentado recientemente a los niveles observados en años anteriores antes de la pandemia de COVID-19.

El profesor Saheer Gharbia, subdirector del Servicio Nacional de Infecciones, PHE , explicó: “El norovirus, comúnmente conocido como el virus de los vómitos de invierno, ha estado en niveles más bajos de lo normal durante la pandemia con menos oportunidades de propagarse entre las personas de la comunidad, pero a medida que las restricciones se han aliviado, hemos visto un aumento de casos en todos los grupos de edad”.