El suelo de la casa, oficina, tienda, taller mecánico, entre otros lugares suele deteriorarse con el paso del tiempo. Esto ocurre debido a las fuertes abrasiones naturales, químicas y mecánicas a las que se encuentra expuesto. Por lo tanto, muchas constructoras prefieren elaborar el suelo con materiales de calidad y aplicar las pinturas para suelos.

Los suelos de hormigón, cemento o baldosas necesitan un recubrimiento especial que les permita mantenerse por mayor cantidad de tiempo. Desde los hangares y talleres hasta los centros comerciales, viviendas y hospitales les resulta mejor y práctico tener pisos de larga duración. Gracias al mantenimiento de la pintura para suelo es posible protegerlos, garantizarles un cuidado adecuado y darles un aspecto moderno.

Utilidad de la pintura para suelo

Una pintura para suelo se considera el revestimiento ideal para elevar la durabilidad, resistencia y protección de los mismos. Funciona en suelos de madera, mármol, baldosas, azulejos, hormigón y cemento. Es útil para su curación, restauración, protección y reparación mediante un proceso sencillo.

Existen diferentes espacios donde utilizar la pintura para suelo, pues es extraordinaria para preservar, decorar y mantener un suelo. En los talleres mecánicos, estacionamientos, centros de depósito y garajes es un producto indispensable. Como consecuencia de las fricciones, filtraciones, peso de la mercancía e impacto por las herramientas, se dañan rápido y ameritan del tratamiento Epoxi.

Los suelos de cemento, hormigón o cerámica combinan a la perfección con la pintura Epoxi. En los centros comerciales y tiendas es ideal porque maneja lo estética y protección adecuada ante el paso constante de las personas. La pintura ayuda a que cada tipo de suelo sea bastante resistente y le aporta una decoración espectacular. En cualquier lugar puede establecer un revestimiento impecable y sólido, siendo un producto de alta demanda.

Diversos colores, bases y componentes forman parte de la pintura para suelo usada como requisito importante para recubrirlos. Son una gran inversión por ser un producto moderno, original, necesario y de calidad para los suelos. Las pinturas con base de agua, base Epoxi y High Solids les proporcionan máxima calidad a los diversos materiales que tiene.

Ventajas de aplicar la pintura Epoxi

Todos los suelos sufren problemas por las grasas, aceites, disolventes, químicos, agua, disolventes, exposición al sol o lluvias. Lo indicado es aplicar un tratamiento adecuado con la pintura Epoxi y consultar con un profesional.

Esta pintura para suelo beneficia el suelo de hormigón, baldosas o cemento por las siguientes ventajas:

  • aísla las sustancias y líquidos;
  • aporta brillo e iluminación;
  • asume diseños de calidad;
  • crea un acabado pulcro;
  • cuenta con secado inmediato;
  • decora con estilos personalizados;
  • disponible en variedad de colores;
  • evita las manchas y derrames;
  • facilita la limpieza;
  • funciona como autonivelante;
  • garantiza la esteticidad;
  • implementa el antideslizamiento;
  • ofrece elevada resistencia;
  • maneja la rápida aplicación;
  • otorga gran durabilidad;
  • promueve la impermeabilización;
  • proporciona un sellado simple;
  • protege contra el polvo;
  • reduce la humedad;
  • reluce la superficie del suelo;
  • repara los suelos al máximo;
  • resiste el peso de vehículo y máquinas;
  • restaura el hormigón y cemento;
  • soporta las altas temperaturas;
  • tolera las fricciones.

Aplicar la pintura para suelo o pintura Epoxi es importante para los suelos construidos en cualquier material. El componente de la resina le atribuye al suelo un buen nivel de resistencia y mantiene la durabilidad a largo plazo. Siempre es adecuado contar con profesionales y cuidar la vivienda, oficina o taller de la mejor manera posible.

¿Cómo funciona la pintura para suelo?

Los recubrimientos de las pinturas para suelos cumplen con la doble función de generar resistencia y decoración. Garantizan solidez, durabilidad, impermeabilidad y brillo al suelo. El Epoxi ofrece colores, agregados, imágenes artísticas, logotipos, mosaicos, espesores, diseños, formas y bordes que personalizan el espacio.

Funciona para resistir ante las abrasiones y desgastes, mientras mantiene la esteticidad de los suelos. Los talleres mecánicos, garajes, hangares y estacionamientos optan por utilizar la pintura para suelo por la alta resistencia e innovación. Aunque, su uso en las viviendas, anexos y hospitales también se ha hecho muy común, sobre todo porque posee una capa que lucha contra las manchas y derrames.

El producto Epoxi es de última generación y se adapta a los diferentes suelos, dependiendo del tratamiento indicado. Antes de realizar la aplicación, se limpia la superficie y, luego de teñir la superficie, se debe esperar un lapso de tiempo. Puede durar entre 24 horas y 3 días en completar el secado al 100%.

La pintura para suelo se aplica por capas. El número de capas depende del uso que se le vaya a dar al suelo.

Cabe destacar que, la pintura para suelo es especial para el hormigón porque contiene aglutinantes que compactan bien con dicho material. Otras pinturas solo hacen que se pele el suelo con el tiempo. Para los suelos de talleres, naves industriales y depósitos también es la más recomendable.