“La vida me trajo a Estados Unidos y el amor hizo que me quedara”. Esta es la primera reflexión de Marta, de 24 años y natural de Terrasa (Cataluña), en un vídeo en el que narra el accidente que sufrió el pasado jueves, que le ha desfigurado la cara. La joven permanece ingresada en el hospital de Harborwiew (Seattle) con graves quemaduras tras explotarle en pleno rostro una mezcla de sosa cáustica, aceite y agua que preparaba para la elaboración de jabones y cremas artesanales, su gran afición.

La joven necesita ayuda económica para poder hacer frente al coste de un tratamiento, pues la cobertura médica de su permiso de residencia en Estados Unidos no le cubre todo, y menos tras un accidente tan grave como el que ha sufrido, que le ha destrozado las córneas, la nariz y otras partes de la cara. En este sentido, Marta ha querido aprovechar la ocasión para asegurar que España tiene “un increíble sistema médico-social” y afirmar de igual modo que “no lo valoramos demasiado”.

La familia de Marta ha iniciado una campaña en gofundme desde España bajo el nombre “Salvem els meus ulls”, con la que espera recaudar al menos 75.000 euros para la causa.

“El problema son mis ojos”, indica Marta en un vídeo en el que narra lo sucedido. “Hay médicos que hablan de salvar cierta visión y otros me siguen dando ánimos”, reconoce. Marta confía en el avance de la tecnología y en el poder de la mente para “salir de esta, ver el mar y leer un libro”.