Doce pasajeros del vuelo de Ryanair Madrid–Londres FR 5993 que ha partido del aeropuerto de Barajas a primera hora de la mañana de este sábado no han podido acceder al avión por impedírselo operarios de control de documentación de la compañía que alegaron que en los test de antígenos que portaban, uno de los documentos imprescindible vigentes para viajar al Reino Unido, “no incluía la fecha de nacimiento”, aunque sí recogía la edad de los viajeros.

En la página web oficial del Gobierno británico vigente en la actualidad se menciona explícitamente que dicho documento, además de la identidad y el resultado de la prueba pertinente, debe de incluir “fecha de nacimiento o edad” del viajero, requisito este último (la edad) que cumplían en sus certificaciones los afectados a los que se impidió acceder al avión. Sin embargo, al parecer, los operarios de Ryanair han considerado que ambos requisitos eran necesarios y no uno de los dos como establece la legislación británica.

En el grupo de doce personas que denunciaron lo sucedido, se encontraban entre otros unos padres con un bebé y dos sanitarios en tránsito que notificaron a la compañía ser conocedores de los requisitos legales que deben de incluir los documentos oficiales de acceso al Reino Unido para las certificaciones de test de antígenos y de PCR.

Ante las quejas del grupo de pasajeros afectados los operarios de control de la compañía decidieron “cerrar las puertas de acceso al embarque”, por lo que una pasajera dio aviso a los agentes policiales de control de pasaportes que se ofrecieron a escoltarla para hablar con la compañía pero que alegaron que “no podían hacer nada” al respecto para facilitarle acceder al avión.

El vuelo FR 5993 salió a las 6.15 horas de este sábado de Madrid y aterrizó en el aeropuerto de Londres Stansted a las 7.15. La Agencia EFE informa de que no ha podido conseguir la opinión de la compañía a lo sucedido tras varios intentos de contactar con la misma a lo largo de la mañana del sábado.

En el servicio de información telefónica de la compañía una grabación señala a los usuarios que Ryanair no informa de los requisitos de cada país para acceder a los mismos y que es responsabilidad de los viajeros conocer las condiciones específicas del viaje a los distintos territorios nacionales relacionadas con la pandemia de la covid 19. El problema es que estos doce pasajeros aseguran que conocían los requisitos. Los que parece que no los tenían tan claros son los operarios de la compañía.