Dirigir una empresa no es nada fácil, mucha gente lo ha intentado y ha fracasado, es un tema muy difícil. Sin embargo, hay países en los que se hace mejor que en otros. España es uno de los que tiene una seria tarea pendiente en lo que a ser mejor directivo respecta. Hoy, hablamos de ello.

¿Cómo ser mejor directivo?

Desde la web Directivos y Empresas nos cuentan cuáles son las claves para ser mejor directivo:

  1. Escucha a tus trabajadores (a todos): Este es el primer paso. Debes escuchar a tus trabajadores, porque tus trabajadores son los que están en el día a día de los procesos de la empresa y saben cosas que tú, aunque tengas una visión general mucho más amplia, no sabes. Además, debes prestar atención a TODOS tus trabajadores, no sólo a los de alto rango. Muchas veces, los recién llegados tienen mucho que aportar, porque tienen distancia y detectan cosas que aquellos que ya están acostumbrados no ven.
  2. Permite la experimentación: La experimentación puede ayudar a una empresa desarrollar nuevos procesos, productos o servicios. ¿Sabías que Google da horas libres a sus empleados con la única exigencia de que trabajen en un proyecto? El que quieran, el que ellos deseen, empezando desde cero o uniéndose a otro ya existente. El resultado es, por ejemplo, Gmail. Permite la experimentación. Descubrirás que en tu empresa hay mucho más talento del que creías.
  3. Permite el error: Lógicamente, permitir la experimentación implica permitir el error. De lo contrario, nadie experimentará por miedo a las represalias. El error es parte de la experimentación y, como tal, debes permitirlo.
  4. Predica con el ejemplo: Nadie hace caso a un líder que no cumple con lo que predica. Si llegas a la hora de comer a la empresa y te vas a las seis de la tarde, no eres un ejemplo. Tú debes ser el primero en llegar y el último en irte. Tienes que demostrar lo que exiges.
  5. Protege a tus trabajadores y tenlos contentos: Por último, protege a tus trabajadores y tenlos contentos. Es la mejor forma de que estén cómodos en la empresa y tengan voluntad de mejorar.

Como puedes ver, ser mejor directivo es posible y es algo necesario. Y lo es para todos. Si eres mejor directivo, será mejor para ti, será mejor para tus trabajadores, será mejor para tu empresa y será mejor, en consecuencia, para el conjunto de la sociedad.