Una empresa china ha decidido imponer multas a sus empleados por acudir al baño, a hacer sus necesidades, más de una vez al día.

Anpu Electric Science and Technology es una empresa china, con sede en la provincia de Guangdong, que ha aplicado una ley de descanso para ir al baño una vez al día. Si los empleados se la saltan, la sanción impuesta es de unos 20 yuanes (2,5 euros).

Esta medida ha provocado una gran indignación entre los empleados, pero los gerentes han justificado que muchos de ellos usaban las pausas para ir al baño para fumar y evitar sus deberes.

“Estamos indefensos. El hecho es que los trabajadores son vagos en el trabajo. La empresa habló con ellos muchas veces, pero aún no logró un resultado positivo”, declaró un director de la citada empresa.

Además, dice la compañía que la alternativa era el despido del personal y que por eso no lo llevaron a cabo. Sin embargo, la Oficina Municipal de Recursos Humanos y Seguridad Social de Dongguan han dictaminado que esta medida es ilegal, por lo que obligan a la empresa a compensar dicha multa al personal afectado.