Niño pintando. Pixabay
Niño pintando. Pixabay

Una niña de 11 años expresó a través de un dibujo el sufrimiento que padecía cada vez que su madre le ponía la mano encima. Los profesores, lógicamente consternados, pusieron los hechos en conocimiento del director del centro y de la policía, que detuvo a la progenitora, según informó El Español.

En dicho dibujo la niña aparecía llena de moratones y rodeada de un montón de “volare”. Además, pintó un cuchillo, una maleta y una correa y escribió las palabras “sangre y moratón”.

Además del documento gráfico elaborado por la menor, esta entregó a los docentes un diario en el que se puede leer: ““Si no me pega es insultar: tonta, meona, guarra, gorda… Quiero morirme, morir, morir, morir, morir”.

Por su parte, los profesores se pusieron en contacto con el director del colegio, ubicado en Marbella, Málaga, y este llevó a la pequeña a un centro sanitario para que los médicos la examinaran.

Los facultativos verificaron que la niña había sufrido latigazos, seguramente, propinados con una correa. Fue entonces cuando los agentes detuvieron a la madre, que justificó los maltratos asegurando que la joven le robaba dinero.

Ahora, la menor se encuentra bajo la tutela de la Junta de Andalucía.

Dibujo de la niña. El Español
Dibujo de la niña. El Español