Unos monos robaron a un bebé de apenas dos meses y lo dejaron caer en un tanque de agua, en el que falleció ahogado. El pequeño dormía con su abuela en una habitación con terraza. La puerta estaba abierta. Los animales aprovecharon para acceder a la vivienda y llevárselo.

Todo ocurrió en la ciudad india de Baghpat, en el estado de Uttar Pradesh. La abuela del niño se percató de su ausencia cuando se despertó. Fue entonces cuando dio la voz de alarma. Las autoridades policiales encontraron el cuerpo sin vida en el interior del tanque de agua, según RT.

Prince y Komal, los padres del bebé, aseguran que esta no había sido la primera vez que los monos trataban de llevarse a su hijo. En la última ocasión, los familiares lograron impedirlo. «No esperábamos que volvieran en la oscuridad; hemos perdido a nuestro niño».

La Policía confirmó los hechos tras comprobar las cámaras de seguridad del lugar. Los vecinos de la familia, por su parte, indicaron que ya habían denunciado otros incidentes con los monos, pero no les hicieron caso.