Vicky Martín Berrocal reaparece después de algún tiempo en la redes sociales arrasando con sus nuevas publicaciones de vacaciones. La diseñadora, de 46 años, está pasando unos días con su chico, Joao Viegas, en un hotel resort de lujo en Belek, Turquía, y ha aprovechado para tomar el Sol casi por última vez este verano y seguir alardeando de figura.

Pero no porque se conserve tremendamente bien para su edad, que es como un argumento demasiado obsoleto, sino porque puede, y así se lo han hecho saber las redes. En menos de cinco minutos, una fotografía suya que subió a Instagram en bañador, moño y gafas de sol acumuló alrededor de 1.000 likes. En apenas cinco minutos, que se dice pronto y ya lo quisieran muchos y muchas influencers.