Si quieres jugar en mesas bajas, también conocidas como mesas de póker microlimites, para ganar, es vital usar estrategias adecuadas. No siempre es fácil conseguir los objetivos, pero con las estrategias que te vamos a mostrar a continuación te aseguramos que obtener los resultados que buscas te resultará más sencillo.

Pero antes de entrar en detalles queremos que sepas que las mesas de póker microlimites pueden llegar a ser muy complicadas. Pero para llegar a lo más alto hay que pasar por esa fase y tener en cuenta las siguientes estrategias.

1- Elige la mesa adecuada

Si realmente quieres tener éxito desde el principio en las mesas de póker microlimites, es vital que investigues y en consecuencia elijas la mesa que realmente te interesa.

Los expertos en salas de póker de Habwin nos informan que siempre tenemos que buscar mesas con un buen número de jugadores y al poder ser que tengan un VPIP superior al 40%. Si juegan un número superior de manos superior a ese porcentaje, esta mesa puede ser una buena alternativa para jugar.

Pero también es importante elegir el lugar adecuado. Si quieres tener más opciones de ganar, se recomienda elegir el asiento a la izquierda de ese tipo de jugadores. Como podrás comprobar en primera persona, si tienes posición sobre un jugador recreacional, te será más fácil ganarlo, o como se diría en póker stackear. Y recuerda, si en la mesa no hay ningún jugador de ese tipo, entonces será mejor variar de mesa.

Es importante que te graves lo siguiente en la mente, si una mesa no te da motivos para seguir jugando, no lo dudes y cámbiate. Solo deberás quedarte en las mesas que te den motivos reales para seguir jugando al póker.

2- Cuidado con el número de mesas simultáneas

Muchos estudios han demostrado que buena parte de los jugadores optan por abrir varias mesas simultáneas y eso puede que les supere con facilidad.

Si realmente quieres jugar con varias mesas simultáneas, lo mejor que puedes hacer es tener la certeza de que las mesas son recreacionales. Y por supuesto, debes elegir un buen asiento para tener más oportunidades. A su vez, el jugador solo podrá usar esa vía si es capaz de tomar buenas decisiones a la vez. Si no es así, mejor empezar con una sola mesa. En el futuro ya habrá tiempo para apostar por jugar en mesas simultáneas.

Lo importante es tener claros cuales son nuestros límites como jugador para poder obtener una buena experiencia en el mundo del póker.

3- Siempre hay que aprovechar el HUD

Nuestros amigos de Habwin nos comentan que es realmente importante aprovechar el HUD para disfrutar de mejores resultados. Para conseguirlo, nos recomiendan mirar directamente su VPIP. El objetivo es encontrar a un jugador que tenga un valor igual o superior al 40%.

Para obtener esos datos, solo tenemos que usar uno de los muchos software de HUD que podemos encontrarnos en el mercado en estos momentos. El más conocido es Holdem Manager 2, pero podemos optar por otros como Póker Tracker 4.

Los programas siempre guardan la información sobre los jugadores y sus jugadas, por lo que obtener la información de ellos es realmente sencillo. Solo hay que mirar los HUDs de los jugadores que nos interesan y así podremos analizar su comportamiento en la mesa.

La herramienta puede venir muy bien tanto si jugamos en una sola mesa o en varias. Gracias al análisis de las jugadas incrementar el ratio de las ganancias se presenta como algo más sencillo.

4- No hay que jugar Zoom

Otra estrategia para poder ganar en este tipo de mesas es no optar por jugar en Zoom u otras del mismo tipo. Recuerda, si optas por jugar Zoom, entonces no podrás elegir mesa y en consecuencia seguir las estrategias anteriores te resultará muy complicado.

Cuando juegas en Zoom verás que juegas contra muchos jugadores sin información de los mismos. Eso hace que en cierta manera juegues un poco a ciegas y por supuesto no puedas saber que jugador son recreacionales. Y no solo no los conocerás, sino que tampoco tendrás la opción de sentarte a su izquierda para aprovechar la ventaja.

Como podrás comprobar, las mesas fast-fold suelen ser más rápidas y emocionantes, pero en muchas ocasiones no permiten amortizar el tiempo tal y como nos gustaría. Por ese motivo, esas mesas las debemos dejar especialmente a los grinders. Nosotros debemos dejar un poco de lado Zoom y así tener más opciones de triunfar con el juego.

5- Aislarse con los recreacionales

En muchas ocasiones lo verdaderamente complicado es encontrar a los recreacionales. Pero una vez que los hemos encontrado, es importante seguir las reglas para sacarle ventaja.

Como hemos comentado, es vital sentarse a su izquierda. Y una vez que estás en la posición adecuada, es el momento de sacarle el stack. Lo debes hacer antes que otros.

Para poder hacer una buena jugada, te recomendamos subir cuando limpie. Tu objetivo debe ser conseguir un fold. No solo debes buscar el flop de los demás jugadores, también el suyo.

Siempre debes tener en mente que la probabilidad de que el jugador recreacional cometa errores es alta, por lo que debes aprovechar esos errores en tu beneficio. Esos errores no solo los cometen en el preflop, también los suelen cometer en el postflop. Eso hace que puedas jugar muchas manos contra él y en consecuencia te será más fácil obtener buenas ganancias.

Los expertos en póker siempre recomiendan apostar por el valor y dejar un poco de lado los faroles caros. En muchas ocasiones tener una pareja es más que suficiente para llevarse el bote.

La experiencia siempre dice que esa variedad de jugadores siempre suele seguir con la jugada, incluso cuando la jugada no es la mejor del mundo. Para ellos retirarse no es la mejor decisión, por lo que pueden seguir el ritmo, incluso cuando son conscientes de que sus cartas no son las adecuadas. Por ese motivo, si vas cargado, puedes meterle dinero y así obtener una mayor ganancia. Eso sí, siempre teniendo cuidado.