Dos hombres se pelean a puñetazos en Güímar mientras otro anima a uno de ellos a no dejar de golpear al otro pese a que este cae al suelo. Mientras esto sucede otro se acerca a ver qué está sucediendo, pero se queda contemplándolo sin llegar a intervenir.

Tienen que pasar varios segundos para que entre en escena otro implicado que, además de apartar a una de las personas, logra separar a agresor de agredido. Acto seguido los dos hombres que se han peleado se levantan y abandonan el lugar.

El vídeo corre de móvil en móvil.