Un Guardia Civil resultó herido hoy martes, 3 de septiembre, tras ser atropellado en un control de tráfico en Pola de Lena (Asturias). Los dos ocupantes del vehículo se dieron posteriormente a la fuga ante la atónita mirada del resto de agentes. Uno de los hombres que viajaban en el coche ya ha sido detenido y se encuentra bajo custodia de la Guardia Civil de dicha localidad.

El agente herido, está hospitalizado con pronóstico reservado, pero su vida no corre peligro, según han informado fuentes del Instituto Armado a Europa Press. El suceso ocurrió sobre las 11.15 horas cuando el agente de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Oviedo dio la orden de detención a un vehículo Volkswagen Passat verde ocupado por dos hombres. En ese instante el conductor aceleró el coche y arrolló al agente.

Tras el siniestro la Guardia Civil activó un operativo de búsqueda y halló el vehículo abandonado en la gasolinera BP de Pola de Lena. Posteriormente, a las 11.55 horas los agentes detuvieron a uno de los ocupantes en el paseo fluvial de la localidad y está en dependencias de la Guardia Civil para declarar. Continúa la búsqueda para dar con el otro ocupante.

Según El Comercio, el agente presenta heridas graves en una las piernas como consecuencia del fuerte impacto recibido por el remolque y está ingresado con pronóstico reservado, si bien su vida no corre peligro, según han informado fuentes del Instituto Armado.