El departamento de Turismo de Great Blasket, una isla irlandesa que a simple vista resulta tan pintoresca como preciosa, busca a dos personas que quieran trabajar allí, desde el 1 de abril hasta el 1 de octubre, con todos los gastos pagados. El empleo consiste en gestionar la cafetería y el alojamiento en la isla.

Los propietarios de los establecimientos buscan a dos personas que sean accesibles, con habilidades sociales y que estén en buena forma física.

Lo curioso es que Great Blasket está desierta desde 1953, cuando se evacuó a sus últimos residentes. Aquellos que quieran optar al trabajo en la isla deben saber que tampoco hay electricidad ni agua caliente y que solo disponen de una pequeña turbina eólica para generar electricidad.