Al igual que cualquier otra industria, el sector de las bodas se ha visto muy afectado.  Las nuevas restricciones y medidas de seguridad, nos resaltan cómo la reciente pandemia ha cambiado el negocio de las bodas en España, haciendo que nos adaptemos a las nuevas situaciones que van surgiendo sobre la marcha.

Las parejas y los planificadores de bodas, más conocidos hoy en día como weddings planners, trabajan para idear nuevas formas de conseguir un evento memorable sin saltarse ninguna restricción.

Aunque para muchas parejas pueda resultar todo un desafío, lo importante es disfrutar de los mejores momentos de nuestra vida en compañía de nuestros familiares y amigos, aunque no sea de la forma inicialmente soñada.

Cómo se han adaptado los profesionales de las bodas en España

Las parejas que querían un estilo fresco para su ceremonia y recepción solían ser la fuerza impulsora para romper con las tradiciones nupciales. Pero la realidad de la COVID-19 ha intervenido para influir en las bodas modificando los protocolos y cambiando la forma en que se llevan a cabo estas celebraciones.

Sin embargo, hay efectos positivos que han surgido de la experiencia de la COVID. Las parejas tienen una apreciación más profunda de lo que es esencial, especialmente con respecto a cómo se celebra este tipo de eventos con familiares y amigos. Para muchos, un espíritu nuevo e intrépido los ha animado a romper con las tradiciones matrimoniales y transformar la forma en que quieren casarse.

Casarse en pandemia y adaptarse a todas las restricciones y medidas de seguridad que van surgiendo es todo un reto, tanto para las parejas como para los profesionales del sector. Los wedding planners, los servicios de catering, venues e incluso los músicos o DJs han tenido que reinventarse, aportar soluciones a sus clientes y adaptar sus negocios a la nueva realidad que enfrentamos a nivel mundial.

Afortunadamente para los fotógrafos de estos eventos,  su forma de trabajar no se ha visto muy afectada. Basta con que lleven puesta la mascarilla y traigan consigo todo el material necesario para llevar a cabo su trabajo como las tarjetas compact flash, la cámara, las lentes, las lámparas, etc. La logística en sus actividades no ha cambiado tanto como para otros proveedores, ya que incluso una sola persona puede encargarse del trabajo.

Celebración de bodas al aire libre

Las bodas en iglesias y templos están siendo reemplazadas por ceremonias al aire libre. Las parejas quieren todo al aire libre para que todos se sientan seguros. Una reunión íntima de familiares cercanos sigue a pequeñas ceremonias al aire libre en casa o frente a un juez de paz. Muchos también planean una celebración para amigos no tan cercanos y familiares en una fecha posterior.

Las carpas como recurso versátil en la bodas exteriores

Las estrictas pautas de eventos y los requisitos de distanciamiento social para los espacios interiores han creado un aumento en las celebraciones de bodas con carpas. No solo una carpa ofrece más flexibilidad y seguridad, sino que también permite a las parejas traer posibilidades ilimitadas de estilo a sus celebraciones, ofreciendo un lienzo en blanco para el diseño y distribución de eventos.

Las carpas son perfectas para una boda post pandémica de 10 o para 150 personas. Con infinitas opciones de diseño y planificación, puedes tener escenarios al aire libre deslumbrantes con detalles asombrosos como instalaciones de iluminación de ensueño, pisos personalizados, cortinas en cascada y flores que deslumbran, por ejemplo.

Catering para bodas, así ha cambiado

Con los nuevos protocolos de seguridad, en las bodas post pandemia se ha modificado la hora del aperitivo y la cena. Ahora todo durante la hora del cóctel o cena es individual. No hay mesas de pastoreo ni comidas en común. Esto significa que cada aperitivo está en su propio recipiente para una sola persona.

Las horas de aperitivo más cortas seguidas de una comida o cena sentada socialmente distanciada es la nueva regla. Así que, esto sí, muy a pesar de muchos hay que decirle adiós a las recepciones estilo cóctel o los servicios de comidas que van pasando las bandejas. Durante años, la gente ha tendido a las recepciones estilo cóctel con muchos entremeses. Pero debido a la COVID, esta tendencia se ha disipado y ha sido reemplazada por la cena sentada.

Las normas sociales exigen apretones de manos y abrazos durante hitos y celebraciones como bodas. Dado que el mundo entero mantiene el distanciamiento social, las parejas prefieren rediseñar la boda de sus sueños para adaptarse a los nuevos tiempos que corren y poder disfrutar así de uno de los días más importantes de sus vidas entre amigos y familiares, sin correr por supuesto ningún riesgo.