El mantenimiento periódico del vehículo lo determina el fabricante y suele basarse en el número de kilómetros recorridos. Por regla general, el vehículo se revisa una vez después de algunos kilómetros y otra vez un poco más tarde. Sin embargo, algunos fabricantes recomiendan la primera revisión después de un año, aunque no se haya alcanzado este kilometraje.

Si su vehículo es nuevo, el primer servicio se recomienda entre 10.000 y 15.000 millas, el segundo servicio entre 30.000 y 35.000 millas, y el tercer servicio después de 60.000 millas. ¡Propina extra! Si tienes que recorrer largas distancias, te recomendamos que primero lleves tu vehículo al taller para que esté en óptimas condiciones para el viaje.

Por ley, puedes realizar estas revisiones fuera de los talleres oficiales designados por el fabricante sin perder la garantía. Siga las recomendaciones del fabricante de su coche (los tiempos y las fechas varían en función de la marca y el modelo), que suelen encontrarse en el libro de mantenimiento del coche o en el manual del propietario, donde figuran aspectos importantes como el tipo de aceite utilizado, las piezas del coche, etc.

¿Qué se evalúa en la inspección de su vehículo?

Mantenimiento general: se revisan las bujías y la correa de distribución, así como la sustitución del líquido de frenos y del anticongelante.

Cambio de aceite y filtro: Después de un determinado número de kilómetros, es necesario cambiar el aceite del motor y algunos filtros del vehículo para garantizar un rendimiento óptimo.

Puntos de mantenimiento: Durante estas revisiones periódicas, además de la inspección general del vehículo, se suelen abordar aspectos específicos que requieren atención. Los aspectos concretos que se suelen revisar son: la suspensión, las posibles fugas en los circuitos eléctricos del vehículo, todo el sistema de frenos y las ruedas en general.

Comprobación de la centralita electrónica: como cada vez más modelos de coches se basan en la tecnología, estas revisiones del vehículo también buscan cualquier fallo o mal funcionamiento electrónico que pueda afectar al buen funcionamiento del vehículo.

Cómo ahorrar en el mantenimiento del vehículo

Si la compra de un coche ya es una gran inversión, su mantenimiento también supone un importante coste económico. Sin embargo, hay una serie de cosas que puedes hacer tú mismo para ahorrar dinero en el mantenimiento del coche, ¡te lo contamos!

Si cambias los filtros y los limpiaparabrisas y compruebas tú mismo los niveles de agua y aceite, conseguirás un ahorro importante. Lo mismo ocurre con otras cosas, como los faros quemados o los depósitos de polvo en el motor.

Muchos talleres ofrecen a sus clientes diversas ofertas a lo largo del año que puedes aprovechar, como un dos por uno en neumáticos o una limpieza básica a cambio de una revisión mayor. Busca en tu taller o ciudad y pregunta, seguro que encuentras buenas ofertas.

No tenga miedo de las marcas blancas. Si su coche es de un modelo concreto, las piezas de recambio más adecuadas para su coche procederán naturalmente del mismo fabricante, pero le aconsejamos que elija marcas blancas que ofrecen la misma calidad a un precio mucho menor. Sin embargo, le aconsejamos que se asegure de que la pieza de marca blanca cumple todos los requisitos del fabricante antes de comprarla.

Realice una inspección anual, aunque todavía no le toque a su vehículo. Puede parecer contradictorio cuando se trata de ahorrar dinero, pero una revisión anual le ayudará a mantener su vehículo en buen estado y le permitirá detectar a tiempo cualquier defecto o señal de daño. Si lo piensas bien, este sencillo paso te ahorrará los problemas que el descuido puede causar a largo plazo.

Con esta información, su próxima revisión de coche podría ser mucho más barata de lo que piensa, y será más fácil mantener su vehículo en buenas condiciones. Además te recomendamos tener siempre la mejor cobertura por si sufres cualquier tipo de accidente o avería grave, puedes ver en ahorra seguros, comparador de seguros en línea, las diferentes opciones y aseguradoras y sus coberturas.

Fuente de información: Ahorrasseguros.pe