Desde hace mucho tiempo, el perro es considerado como uno de los mejores amigos del hombre, ya que es una mascota fiel y cariñosa. En consecuencia, deberemos diferenciar entre las diferentes razas que existen, desde los más pequeños, como el Caniche, hasta los más grandes, como el Terranova. Cada una de estas razas se adaptarán a diferentes situaciones, por ejemplo, algunos perros no pueden vivir en pisos, dado que son muy activos, y necesitan una casa con jardín; mientras tanto, hay otros que pueden vivir en ambos lugares.

En este artículo trataremos las razas de perro pequeño, aquellas que se compaginarán mejor con los “peques” de la casa, puesto que no todos los perros son aptos para un niño. Y, es que las razas más grandes no suelen soportar tan bien las situación estresantes que pueden llegar a provocar nuestros hijos. Por lo tanto, a continuación mostraremos algunas de las razas de perros pequeños que existen en la actualidad.

Pekinés

El pekinés es un perro originario de China, exactamente de Pekín -ciudad de la cual recibe el nombre-, y es que esta raza ya estaba presente en la Corte Imperial de China durante la dinastía de Tang.

Centrándonos en el perro, este es de tamaño pequeño, pero a pesar de ello, requiere de muchos cuidados, puesto que tiene un cabello largo y denso, el cual debe ser tratado con productos especiales. Además, este tipo de raza se caracteriza por ser fiel, cariñosa y por no superar los 5 kilos de peso. Por lo tanto, estas características convierten al pekinés en el perro perfecto para tu familia.

Pomerania

La raza de los pomerania -que significa “junto al mar”, ya que procede de la palabra Pomore-, cuenta con tres variedades distintas: cara de zorro, de oso y de muñeca. Por lo tanto, el único factor que los diferencia es la cara y las orejas, dado que el tamaño prevalece.

Por otro parte, estos perros suelen tener un peso que oscila entre el 1’8 kg y los 2’5 kg. Además, en cuanto al aspecto, tiene un pelaje abundante, asemejándose a un “osito” de peluche. Asimismo, cabe destacar su fidelidad y que se encariña con las personas muy rápidamente.

Scottish Terrier

El scottish terrier es un perro que fue muy popular durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial, en donde lo utilizaban en exposiciones caninas. A día de hoy ha perdido popularidad pero es una raza asidua en dichas competiciones.

En cuanto a las características del scottish terrier podemos afirmar que es un perro sumamente activo -antaño también era utilizado como perro de caza-, por lo que necesita de largos paseos. Además, esta raza no supera los 35 cm de altura, por lo que es una mascota ideal, ya vivas en una casa como en un piso.

Teckel

El teckel -comúnmente conocido como “perro salchicha”- es una raza peculiar, dado que cuenta con un cuerpo más alargado de lo normal, junto con unas extremidades cortas. Al igual que la anterior raza, esta también fue y es utilizada para exposiciones.

Los “perros salchicha”  necesitan empezar a socializar a una edad temprana, debido a que se caracterizan por ser animados, y además sienten la necesidad de interactuar con otros perros. En caso de que no se relacionen desde cachorros, pueden llegar a desarrollar una actitud de nerviosismo y timidez. Por último, cabe destacar que los teckel no suelen superar los 35 cm de altura ni los 8 kg de peso, por lo que es el perro perfecto para tener en una familia.

Yorkshire Terrier

En la actualidad, los yorkshire son los perros que están de moda. Y, es que esta raza se ha ido consolidando con el paso del tiempo por ser un perro cariñoso, activo y de pequeño tamaño. Además, es una raza valiente, ya que no tiene temor en plantarle cara a animales más grandes.

A pesar de su tamaño -no suele superar los 17 cm de altura- es un perro que necesita cuidados diarios, por ejemplo, se le debe cepillar el pelo cada día, ya que sino se le producirán enredos.

Shiba Ibu

Los shiba ibu son una de las razas japonesas más populares. Su nombre proviene del japonés, y podemos descomponerlo en dos partes: “shiba” significa pequeño, mientras que “ibu” es perro.

Como característica principal podemos decir que es un perro robusto que no suele superar los 40 cm de altura. Además, destaca por ser atento y amistoso, lo cual lo convierte en la mascota perfecta para un ambiente familiar.

Lhasa apso

Esta raza tiene su origen en Tibet. El significado de su nombre es un tema peculiar, ya que “Lhasa” hace referencia a la ciudad de la que proviene, mientras que “apso” significa cabra. Desde sus inicios, los Lhasa apso fueron criados como perros guardianes, por lo que a día de hoy esto se refleja en su personalidad.

De esta raza podemos destacar que son fieles e inteligentes, aunque algunas veces pueden llegar a ser tozudos. En cuanto al tamaño, cabe señalar que no suelen superar los 27 cm de altura ni los 8 kg de peso. Por lo tanto, es el perro ideal para tenerlo tanto en un piso como en una casa.

¿Qué raza que no sea pequeña es buena para estar en familia?

Tal y como hemos comentado al principio del artículo, existen diferentes razas, de las cuales algunas son aptas para una familia con hijos y otras no. La mayoría de perros de raza pequeña suelen ser familiares, y no causan ningún tipo de problemas. Pero, ¿te gustaría saber que perro de raza mediana o grande es perfecto para una familia con hijos?

La respuesta a esta pregunta es sencilla, el pastor belga. Esta es una raza que puede llegar a alcanzar los 70 cm de altura, junto con 45 kg de peso. Asimismo, podemos destacar que es un perro musculoso, el cual necesita de actividad diaria: salir a correr, dar largos paseos, jugar con él, etcétera. Por otro lado, podemos afirmar que es un perro fiel e inteligente, el cual tiene mucha paciencia y no se suele estresar con facilidad. Por lo tanto, el pastor belga será una buena compañía para tus hijos.