Hace unas horas el estado de New York creó el Proyecto de Plasma Convalescente COVID-19 que está constituido por médicos y científicos de más de 20 instituciones que se han unido en las últimas semanas para desplegar una fórmula para poder combatir de forma eficaz el nuevo coronavirus nacido en Wuhan, China en noviembre pasado y extendido a todo el mundo en los últimos tres meses. El procedimiento será utilizado por primera vez por el estado de Nueva York y se espera que tenga tanto éxito como hace más de un centenar de años cuando la gripe española se llevó la vida de millones de personas alrededor del planeta y sólo fue detenida con esta fórmula.

Unos de los primeros que comenzaron con este estudio fueron los investigadores de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore quienes iniciaron sus proyecciones en que la clave para desacelerar y tratar el coronavirus podría estar oculta en la sangre de aquellos que ya se han recuperado de la enfermedad. El gobernador Andrew Cuomo anunció los planes de la utilización de plasma convaleciente durante una rueda de prensa este lunes. El tratamiento data de siglos atrás y se usó durante la epidemia de gripe de 1918. Esa era no existían las vacunas modernas ni los medicamentos antivirales.

“Ha habido pruebas que muestran cuándo se inyecta a una persona los anticuerpos, que luego estimula y promueve su sistema inmunitario contra esa enfermedad. Es solo un ensayo. Es un ensayo para personas que están en estado grave, pero el Departamento de Salud del Estado de Nueva York ha estado trabajando en esto con algunas de las mejores agencias de atención médica de Nueva York, y creemos que es prometedor, y nosotros vamos a comenzar eso esta semana”, señaló Cuomo.

Funcionarios de salud del estado de Nueva York confirmaron que planean comenzar a reclutar pacientes que se hayan recuperado completamente de COVID-19 en los próximos días. Ese esfuerzo probablemente comenzaría en New Rochelle, el suburbio de la ciudad que fue el centro del brote inicial del estado hace unas semanas.

A pesar de que podría sonar primitiva para algunos, expertos en la materia aseguran que la terapia podría ser la mejor esperanza para combatir el coronavirus hasta que se desarrollen métodos más sofisticadas que podrían durar meses o años. La Agencia de Alimentos y Droga (FDA, por sus siglas en inglés) informó que la aprobación de este tratamiento será expeditiva y que se está trabajando contrarreloj para “para facilitar el desarrollo y la disponibilidad” del plasma convalesciente de pacientes recuperados.