El caso de una mujer que encontró un dedo humano en la hamburguesa que comía en un restaurante de Bolivia y que pertenecía a uno de sus empleados ha generado una gran polémica en el país latinoamericano y derivó en una investigación por atentado a la salud pública.

Este hecho sucedió en la ciudad oriental de Santa Cruz cuando una mujer que degustaba la “hamburguesa magnífica” que había pedido se topó con un dedo humano en ella.

Esta situación fue denunciada por la comensal el domingo a través de las redes sociales en la que compartió unas fotografías de la hamburguesa y el dedo que encontró, mensaje que se hizo viral enseguida.

“Se ha verificado que en ese establecimiento se ha vendido la hamburguesa y que esa hamburguesa tenía el resto de un dedo de posiblemente un obrero que perdió dos dedos el viernes pasado”, explicó a Efe el viceministro de Defensa al Consumidor, Jorge Silva.