La DGT en un control de tráfico. E. E
La DGT en un control de tráfico. E. E

El 31% de los accidentes de tráfico con víctimas mortales han sido causados por las distracciones de los conductores al volante. Esta cifra es tres puntos superior si se compara con los accidentes registrados en el año 2019. Por ello, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha iniciado una nueva campaña especial, que durará hasta el próximo 22 de septiembre, con el fin de cazar a aquellos conductores que se distraigan al volante por usar móvilesGPS o cualquier otro aparato que provoque que los usuarios de la vía pierdan la atención mientras circulan.

Esta campaña especial, denominada, Operation Focus on the Road, se desarrolla a nivel europeo gracias a la colaboración de la asociación RoadPol. Tiene el fin específico de reducir la alarmante cifra de accidentes con víctimas mortales por distracciones al volante que se ha registrado en 2020. Esta, por desgracia, asciende a 319 siniestros. Por ello, tanto la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil como las policías locales vigilarán con especial ahínco las distracciones en las vías urbanas e interurbanas.

Para ello, la DGT ha desplegado todo su arsenal para dar caza a los infractores. Por ejemplo, las 216 cámaras que hay por las carreteras españolas vigilarán que los conductores no usen el móvil o, simplemente, no estén distraídos, ya que utilizar el móvil “multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un accidente”, esgrime la DGT. Es decir, Tráfico defiende que se “pierde la capacidad de mantener una velocidad constante” y provoca que no se “no guarde la distancia de seguridad suficiente”.

Puedes leer aquí el artículo completo de El Español.