Este polémico caso está causando debate en Ucrania luego que un hombre que le cortó los genitales al sujeto que abusó a su mujer podría cumplir una condena mayor en prisión que el agresor íntima.

Según informa el digital Daily Mail, el esposo de 27 años se dirigía a su hogar en un block de departamentos en la localidad de Shevchenkovo cuando escuchó ruidos que provenían de unos arbustos.

Se acercó para ver que pasaba y encontró a un sujeto abusando de su mujer mientras la sostenía fuertemente del cuello. Ante esto, lo golpeó fuertemente en la cabeza y cuando cayó al suelo, sacó una navaja suiza y le cortó los genitales.

Todo esto aconteció luego que la pareja fuera a una fiesta. Ella se fue 10 minutos antes que el hombre, siendo dejada en las cercanías por unos amigos. Y cuando estaba por ingresar a al edificio, fue abordada por el delincuente.

El caso

El abogado del cónyuge, Dmitry Spaskin, señaló a la prensa que “el esposo perdió la capacidad de controlar sus acciones. No entendía lo que estaba haciendo”.

“Después del incidente, [el marido] estaba en estado de shock y simplemente se fue. Caminó unos 13 kilómetros y llegó a un pueblo vecino. Allí se encontró con un conocido y le pidió que lo llevara a una estación de policía. El 13 de octubre, a las 7 de la mañana, se entregó a la policía y confesó por completo”, relató.

En tanto, el asaltante fue escuchado por unos vecinos mientras gritaba por el ataque que recibía, quienes alertaron del hecho a la policía.

Posteriormente, fue ingresado a un centro asistencial en donde fue sometido a una cirugía, indicándose que necesitará un tratamiento que se extenderá por un largo tiempo.

El esposo fue acusado de causar daños corporales graves y puesto bajo arresto domiciliario, mientras que el atacante está bajo vigilancia en el hospital y recibió un cargo por asalto.

“El asaltante dijo que su novia lo dejó hace una semana. El día del incidente, bebió un litro de vodka. Se niega a decir más hasta ahora”, indicó la fiscal del caso.

Cabe mencionar que el hecho genera polémica debido a que el esposo podría recibir una condena de 8 años, mientras que el abusador de cinco, lo que ha generado un amplio debate en el país.

Por lo mismo, las mujeres que viven en la misma zona que la víctima del asaltante han manifestado su apoyo al esposo y exigen que las acusaciones en su contra sean retiradas.