Representación de las temperaturas anómalamente bajas en Europa. Severe-weather.eu.
Representación de las temperaturas anómalamente bajas en Europa. Severe-weather.eu.

Los próximos días estarán marcados en lo meteorológico por la presencia de bajas presiones en el norte de África, que provocarán lluvias en el sur de la Península y, al mismo tiempo, por la llegada de aire frío procedente del continente europeo que conllevará un descenso de las temperaturas y la vuelta de las heladas nocturnas a la mitad norte y áreas del centro peninsular, sobre todo a partir del jueves.

Según ha informado el portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, se espera que el jueves sea una jornada inestable en la mitad sur de la Península, ya que pronostica lluvias en Extremadura, sur de Castilla-La, Mancha Andalucía, región de Murcia, sur de la Comunidad Valenciana y Melilla.

“Las precipitaciones podrán ser localmente fuertes o persistentes, sobre todo en el sureste peninsular y la ciudad autónoma de Melilla y de nuevo las lluvias irán acompañadas de barro en estas zonas como consecuencia de la presencia de polvo en suspensión”, expone.

En cuanto al archipiélago canario, Del Campo ha pronosticado que lo más destacado en los próximos días será la presencia de nubosidad en general abundante, que dará lugar a precipitaciones en el norte de las islas más montañosas. Tampoco descarta que estas lluvias se puedan extender, aunque de forma más débil, ocasional y dispersa, a puntos del sur de las islas de mayor relieve y también a las islas orientales.