El influencer chino Sun falleció el pasado 20 de julio después de comer ciempiés vivos durante una retransmisión en directo que emitió en su canal de DouYu, red social china, según informó el diario Xinan Evening News.

Sun saltó a la fama por hacer un montón de ‘locuras’, como beber vinagre, comer huevos crudos o ingerir cantidades ingentes de alcohol.

Todo ello, como en su última retransmisión, lo hizo en riguroso directo, ante la atenta mirada de sus fieles seguidores que, lógicamente, se quedaron estupefactos con la noticia de su fallecimiento.

El famoso influencer había prometido a sus cientos followers que comería ciempiés vivos. Y así fue. Lo hizo el 18 de julio de forma pública a través de un streaming. Dos días después fue hallado sin vida en su vivienda por la policía, mientras que su ordenador seguía emitiéndolo todo.

Según los expertos consultados por el citado diario, es posible que el ciempiés que comió Sun tuviera Angiostrongylus, un parásito letal que puede causar una infección en el sistema nervioso central.

Obviamente, la red social ya ha eliminado el vídeo.