Ryanair ha iniciado un proceso de despido colectivo que podría afectar a cerca de 512 tripulantes de cabina y pilotos tras confirmar el cierre de las bases de Gran Canaria, Tenerife Sur, Lanzarote y Girona para el próximo 8 de enero, según ha informado USO en un comunicado.

En concreto, el ajuste de plantilla afectaría a 512 empleados, entre tripulantes de cabina y pilotos, que se desglosan en 164 en Girona, 156 en Tenerife Sur, 110 en Gran Canaria, y 82 en Lanzarote.

El secretario de organización de USO Ryanair, Jairo Gonzalo, ha confirmado que los empleados han recibido esta notificación por parte de la aerolínea irlandesa cuando el sindicato estaba reunido son la dirección de la compañía.

“Mientras estábamos reunidos con la dirección de la aerolínea para intentar acordar los servicios mínimos para las 10 jornadas de huelga convocadas en septiembre, los responsables de Recursos Humanos de Ryanair, Crewlink y Workforce enviaban a la plantilla los correos electrónicos en los que anunciaban el cierre de las bases”, ha explicado Gonzalo.

(Habrá ampliación)