La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha rebajado al nivel 1 la alerta por la pandemia de covid-19 en la isla de Tenerife, mientras que se mantiene en el resto de las islas, con nivel 1 en todas excepto Fuerteventura, donde sigue el nivel 2.

El último informe de la Dirección General de Salud Pública se constata un descenso del 22% en el promedio diario de casos de covid-19 notificados en Canarias durante la última semana, así como una tendencia decreciente en los últimos quince días.

En Tenerife, los indicadores de incidencia y el porcentaje de pruebas diagnósticas positivas de las últimas dos semanas se encuentran en niveles de riesgo bajo.

También hay un descenso en la ocupación de las camas hospitalarias por pacientes con coronavirus, parámetro que se sitúa en riesgo muy bajo.

Sanidad justifica el mantenimiento del nivel 2 en Fuerteventura en que es necesario consolidar el descenso de sus indicadores de transmisión, el porcentaje de pruebas diagnósticas positivas y la trazabilidad, para lo que debe transcurrir al menos una semana más.

El cambio en el nivel de alerta en Tenerife entrará en vigor a las 00.00 horas del viernes.

El informe semanal de la Dirección General de Salud Pública refleja que entre el 29 de septiembre y el 5 de octubre se notificaron en Canarias 446 casos nuevos de COVID-19, una disminución del 22% en el promedio diario respecto a la semana anterior.

Este descenso se ha producido de forma similar en el conjunto de las islas.

La incidencia acumulada de casos en siete días por cada 100.000 habitantes ha disminuido un 8,2% hasta 20.50 y el de catorce días un 12% hasta 46,97, en ambos casos por debajo de la media nacional y en séptima posición entre las comunidades autónomas.

La tasa de incidencia acumulada de casos de COVID-19 en la última semana es 3,9 veces superior en la población que no ha recibido ninguna dosis de vacuna respecto a la tasa en la población que ha recibido la pauta completa.

Con respecto a la presión asistencial, el número de camas convencionales ocupadas por pacientes covid-19 ha disminuido en un 28,3% respecto a la semana anterior, con un promedio de 91 camas diarias ocupadas.

En todas las islas el porcentaje de ocupación se encuentra en nivel de riesgo muy bajo, mientras que el número de camas UCI ocupadas consolida el descenso que se inició hace seis semanas.

La mediana de edad del total de personas hospitalizadas por COVID-19 en los últimos 14 días es de 52 años y medio, con una disminución de 19,5 años respecto a la evaluación anterior.