Si tienes el apellido correcto, es posible que puedas heredar una de las 435 propiedades sin dueño en Escocia cuyo valor puede alcanzar casi el medio millón de euros. Hace poco el Gobierno de este país acaba de publicar la lista oficial de propiedades que se encuentran sin reclamar después de la muerte de sus propietarios, ya sea porque no se hizo testamento o porque no se ha identificado a un pariente cercano.

A diferencia de nuestro país, en Escocia cuando una persona muere sin dejar testamento, cualquier activo no reclamado queda automáticamente bajo el cuidado de la Corona, que a su vez lo remite a la Office of Queen’s and Lord Treasurer’s Remembrancer, quien «guarda» los bienes hasta que son reclamados. Después de un periodo, retornan a la Corona si nadie los exige.

La lista del Gobierno escocés existen propiedades a nombre de apellidos como Carlin, Hunniball, Malone-Philban y Raube.

Aunque pueda parecer un método extraño, este verano la jubilada londinense Margaret Abbotts heredó unos 350.000 euros de una media hermana de la que nunca supo su existencia -hasta ese momento-, después de que un bufete de abogados especializado en genealogía forense se pusiera en contacto con ella. Se cree que actualmente existen unas 8.000 propiedades sin reclamar entre Inglaterra y Gales.