Cambiar el aspecto de tu vivienda y darle un lavado de cara puede ser mucho más sencillo de lo que piensas. Sólo tienes que tener claros cuáles son los elementos clave para ello y escoger los que consideres que pueden hacer más falta a tu casa. A continuación, los detallamos.

Piensa en tus necesidades

No todas las casas son iguales ni necesitan lo mismo. Adaptar la decoración y las tendencias tanto a tus gustos como a tus necesidades es una de las claves a tener en cuenta de cara a plantear una remodelación o redecoración de tu vivienda. Determina qué es lo que necesitas hacer a tu casa de manera imprescindible: alguna remodelación en baño, cocina, colocar unos armarios empotrados a medida de calidad, comprar puertas de interior, pintar, etc.

Una vez tengas claro qué es lo que necesitas no estará de más que plasmes también todo lo que te gustaría hacer o comprar para así ir priorizando y que al suplir las necesidades pases a cubrir también tus deseos.

Determina un presupuesto

Si ya sabes qué quieres y qué necesitas podrás pedir un presupuesto o ir buscando opciones de cara a comprar determinadas piezas. Esto te ayudará a buscar y comparar no sólo productos a través de una tienda de puertas online sino presupuestos en el caso de que busques hacer alguna pequeña remodelación. Con este gesto tan sencillo te resultará mucho más fácil ahorrar. Así una vez que tengas ya todo lo que necesitas puedes dar paso a lo que te gustaría hacer en la vivienda.

Busca y compara

Es importante que dediques una parte del tiempo a buscar y comparar entre las diferentes opciones que puedes tener disponibles. Fíjate en aspectos como los materiales, las dimensiones, el precio y el tipo de limpieza que pueda requerir.

Apuesta por los muebles multifunción

Los muebles multifunción están más de moda que nunca y te permitirán tener dos piezas en una con el ahorro de espacio y de dinero que ello supone. Por ejemplo, puedes optar por sofás que se convierten en cama, aparadores que se convierten en mesas de escritorio, cabezales con mesillas incorporadas, etc. Todas estas piezas están disponibles en multitud de diseños y te permitirán aprovechar cada rincón de tu casa.

Cambia tus puertas

¿Has pensado si puedes sacar más partido a tu espacio cambiando tus puertas tradicionales por puertas plegables? Este es un pequeño gran cambio de los que marcan la diferencia. Puedes encontrar puertas en diferentes acabados y tonalidades. Sólo tienes que dar un vistazo en todopuertas y verás la diferencia que puede suponer comprar puertas plegables de calidad al mejor precio. Son perfectas para cualquier estancia de la casa.

El color de las paredes

Quizá pintar tus paredes sea lo que necesita tu casa. Dar un cambio radical puede ser tan sencillo como cambiar la tonalidad de las mismas. Para este proceso podrás recurrir a la ayuda de un profesional o hacerlo tú mismo con algo de maña. En cualquier caso siempre puedes empezar por alguna estancia e ir sumando zonas. En caso de que no tengas claro el tono que buscas recuerda hacer pruebas de color antes.

Menos es más

En muchas ocasiones no sabemos bien ni por dónde empezar al decorar un espacio pero lo cierto es que no hace falta colocar demasiado sino saber escoger las piezas. Cuando se decoran espacios hay que tener una serie de aspectos en cuenta: por un lado buscar que los espacios resulten simétricos y, por lo tanto, armoniosos. También deben mantener todas las estancias un mismo estilo en la medida de lo posible: si el salón sigue la tendencia decorativa nórdica cualquier parte de la casa debería mantenerla. 

Al escoger los elementos que vayan a tener presencia en tu casa asegúrate que verdaderamente son piezas que te encajan en el espacio y que te gustan. Solo si es así, adquiérela. Y recuerda siempre la premisa de menos es más.

Potencia la luz natural

No hay nada en una casa como potenciar la luz natural de la misma. Para ello intenta pintar las paredes en tonalidades claras, no tapar las ventanas con cortinas opacas, no colocar mobiliario ante ellas, de tal modo que, por ejemplo, pueda interrumpir el paso de la luz en el interior, etc. La luz potencia la decoración de la vivienda a la vez que le da vida. Puede ser tu mejor aliada.