Ratifican la sentencia a Carlos ‘El Yoyas’ por maltrato, lesiones y amenazas contra su exmujer e hijos

Carlos ‘El Yoyas’ | EUROPA PRESS

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha ratificado la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal Número 5 de Las Palmas de Gran Canaria en la que en diciembre de 2020 condenaba a Carlos ‘El Yoyas’, exconcursante del programa de televisión Gran Hermano, como autor de siete delitos, seis de ellos consumados en la persona de su exmujer y de sus dos hijos (ambos menores de edad), así como un séptimo perpetrado contra la nueva pareja de su exmujer.

La Audiencia Provincial ha ratificado esta sentencia en todos su efectos tras desestimar el recurso de apelación interpuesto por la representación del conocido exconcursante del citado programa.

En este sentido, la sentencia de la Audiencia expone que los hechos han quedado penalmente acreditados a través de la prueba de cargo, así como señala que el maltrato “ha sido constante” entre los años 2013 y enero de 2018.

SENTENCIA RATIFICADA

En su momento, la sentencia del Juzgado de lo Penal Número 5 de Las Palmas de Gran Canaria, y que ha sido ratificada por la Audiencia Provincial, falló la condena a casi seis años de prisión para Carlos N.M., de 44 años, tras declarar probado que es autor de un delito de maltrato habitual en el ámbito familiar, por el que lo condena a dos años de cárcel.

Asimismo, se le condenó a cuatro años de prohibición para llevar armas, además de cuatro años de alejamiento e incomunicación con su exmujer y sus hijos, así como otros cuatro de privación de la patria potestad.

Además, el fallo le suma otros cuatro delitos de lesiones en el ámbito familiar, imponiendo por cada uno de ellos 11 meses de cárcel, además de la prohibición de portar armas durante dos años y ocho meses, así como dos años de alejamiento de su exmujer.

También se le condena a un delito leve de amenazas sobre la nueva pareja de su ex, por el que deberá pagar 540 euros y se le impone la prohibición de acercarse al amenazado durante seis meses y, finalmente, un delito leve de vejaciones a su expareja, por el que deberá pagar 360 euros de multa y estar tres meses sin acercarse a ella ni comunicarse por cualquier medio.

Por último, la resolución obliga al acusado a indemnizar a su exmujer con 8.000 euros y a sus dos hijos con 4.000 por los daños causados.

Más noticias