Cuando eres presidente de Francia, pero también hincha

Cuando eres presidente de Francia, pero también hincha

El presidente francés se mostraba ayer, pese al diluvio que cayó sobre Moscú, como el hombre más feliz del planeta; besó y abrazó a la presidenta croata, y, sin chaqueta, celebró exultante el Mundial para su país