Un Tenerife despoblado cae víctima de una reincidencia (2-1)

Mo Dauda marca el primer tanto de la temporada dentro de la Liga SmartBank, pero los eibarreses remontan gracias a dos graves errores defensivos de los blanquiazules
SD EIBAR - CD TENERIFE

Stoichkov da un pase ante la presencia de Mellot. LFP

El CD Tenerife comenzó la temporada 2022/2023 como finalizó el curso pasado. Regaló dos goles y perdió un partido que tuvo controlado durante buena parte del tiempo y en el que logró ponerse por delante en el marcador con el primer gol de esta edición de la Liga SmartBank, obra de Mo Dauda.

No fue inferior al Eibar el conjunto de Luis Miguel Ramis, aunque se dejó dominar, entregó el balón y buscó hacer daño en jugadas a la contra o a balón parado. No contaban los blanquiazules con los dos errores que acabaron condenándolos a la derrota. El primero, un despiste de Enric Gallego a la hora de frenar la entrada al remate de Venancio en una jugada a balón parado. El segundo, una reincidencia de Sergio González al meter la mano en la trayectoria del balón, como hizo en el doloroso encuentro de la vuelta de la promoción ante el Girona. Imperdonable.

De resto, el cuadro blanquiazul notó el despoblamiento de su plantilla ante un rival que a todo lo que tenía en su once inicial le añadió cambios de calidad en el tramo definitivo de una contienda en la que Ramis echó mano de Elady y los canteranos Teto y Ethyan. Al Tenerife le faltó calidad para llevarse un partido en el que, al menos, tuvo que haber sumado.

La derrota igual fue demasiado castigo para un Tenerife que mostró las características del año pasado. Sin tener más argumentos en la plantilla que los que hay, Ramis puso en la pantalla de Ipurua la misma película y el Tenerife fue como Rocky, sólido, con mucha voluntad y humildad, poco talento y la valentía justa para saber en qué momento tenía que irse arriba a buscar el triunfo.

El técnico blanquiazul presentó un dispositivo con tres novedades respecto al curso pasado: Nacho en el lateral izquierdo, Jurado en el doble pivote y Dauda en banda, utilizando a Corredera en una inusual posición de interior derecho y dejando a Shashoua con libertad en el enganche.

El Eibar, que cargó un importante porcentaje de sus ataques sobre la banda de Dauda y Nacho, no encontró muchos huecos para jugar al fútbol y no tuvo claridad para aprovechar su abrumadora posesión. El Tenerife, cómodo, desactivó el juego local, pero no tuvo presencia ofensiva y el partido, entre bostezos, se fue al descanso sin ninguna ocasión significativa de gol.

Los visitantes eran el equipo reconocible del curso pasado, pero no tenían llegada, hasta que a los cinco minutos de la reanudación Mo Dauda aprovechó un despiste local tras un saque de banda para acomodarse el balón hacia su pierna derecha y soltar un disparo cruzado a la escuadra imposible de alcanzar para Joel y para nadie.

Al Tenerife no le había hecho falta ni avisar. Un disparo, un gol, y ahora, más aún, a ocupar espacios en su propio campo para entorpecer el esperado arreón del Eibar. La pena es que cinco minutos después Enric Gallego no sujetó a Venancio en un lanzamiento de falta lateral y el defensor central cabeceó libre de marca y con potencia el que sería el empate a uno.

Los de Garitano se vinieron algo arriba y tuvieron una buena opción que se fabricó Stoichkov tras una bonita maniobra. Luego probó Matheus un disparo duro que se fue fuera por poco y a partir de ahí el Eibar le metió otra marcha al partido. Sacó artillería. Entró Aketxe, se le anuló un gol a Stoichkov por rematar con la mano y el Tenerife sufrió cada vez que tuvo que defender balones parados. Además, Shashoua no tuvo fe ni frescura en una jugada donde encaró la meta rival con ventaja y no llegó a tirar a portería. Los vascos apretaron más. Entraron Rahmani y Ríos Reina para aprovechar las llegadas por banda. Buen aderezo para la ensalada local. La del Tenerife, solo tomate y lechuga. La pausa de hidratación les vino de lujo a los de Ramis. Se trataba de respirar y reordenar.

A 10 minutos del final entró Teto por Shashoua, fundido, justo cuando el Tenerife disfrutaba de sus mejores minutos con el balón, aunque sin crear peligro. Entonces llegó la jugada determinante del encuentro. Un centro lateral lo interceptó Sergio González metiendo cabeza y mano y el árbitro señaló el punto de penalti. Stoichkov no desperdició la invitación al gol.
Con el marcador en contra, el cuadro blanquiazul se fue arriba. Entró Ethyan, hubo arrestos, pero no claridad.

Además, en el descuento de un partido centenario en minutos se le anuló un tanto a Elady por un milimétrico fuera de juego de Enric Gallego que el VAR tardó casi tres minutos en revisar.

Ficha técnica:

2 – Eibar: Yoel, Tejero, Venancio, Arbilla, Imanol (Ríos Reina, m.72), Sergio Álvarez, Matheus, Corpas (Rahmani, m.72), Javi Muñoz (Aketxe, m.62), Stoichkov y Bautista (Quique, m. 80).

1 – Tenerife: Juan Soriano, Mellot, Sergio González, León, Nacho, José Ángel, Aitor Sanz, Shashoua (Teto, m.80), Alexandre Corredera (Ethyan, m.88), Mo Dauda (Elady, m.56) y Enric Gallego.

Árbitro: Adrián Cordero (Comité Cántabro). Amonestó a Arbilla (m.24), Sergio Álvarez (30), Stoichkov (67) y Rahmani (m.97), por el bando local, y a los visitantes Mo Dauda (55) y Sergio González (m.84).

Goles: 0-1, m.50: Mo Dauda. 1-1, m.56. Venancio. 2-1, m.85: Stoichkov, de penalti.

Incidencias: Partido de la primera jornada de LaLiga SmartBank disputado en el estadio Ipurua ante 3.024 espectadores. 

TE PUEDE INTERESAR

Noticias relacionadas