Si bien no tiene efectos prácticos, al contrario de la modificación de crédito que el gobierno municipal presentó hace algunas semanas, el Pleno de Arona ha mostrado esta tarde su respaldo casi unánime, con la única abstención del Grupo de Coalición Canaria, a una moción no decisoria que muestra el respaldo de la corporación a un conjunto de obras.

En total, en el caso de que la propuesta tuviera carácter efectivo, se trataría de inversiones por valor de algo más de diez millones de euros. No obstante, tiene un valor simbólico, al haberse tratado de una moción con el respaldo de casi todas las fuerzas políticas apoyando las siguientes obras y redacción de proyectos: centros cívico y cultural de Las Galletas y Buzanada, respectivamente, trabajos de mejora en el estadio Antonio Domínguez y la redacción de los proyectos para la reconversión de las Escuelas Viejas de Maruchi y la Casa del Mar como centro integral de mayores.

Estas dos últimas habían sido ya impulsadas por el gobierno municipal, la última durante el mandato anterior, cuando el uso del edificio fue cedido por el Estado, mientras que la primera fue anunciada semanas atrás por el área de Obras.

Un respaldo simbólico sin crédito efetivo

Si bien esta tarde se ha ejemplificado un respaldo político y simbólico a estas obras y proyectos, la efectividad de estas está en el aire y chocó con la realidad semanas atrás en uno de los últimos plenos, cuando concejales del Grupo Socialista y de la oposición votaron en contra de los fondos necesarios para llevarlas a cabo.

Este es el caso, por ejemplo, de los centros cívico y cultural de Las Galletas y Buzanada, respectivamente que, debido a esta decisión del Pleno, siguen sin contar con la necesaria partida presupuestaria para terminarlo en el primer caso y construirlo en el segundo. De momento, se trata, únicamente, de un apoyo meramente político.

Leopoldo Díaz Oda: “Un grupo de gobierno que trabaja y no bloquea”

El portavoz del gobierno municipal, Leopoldo Díaz Oda, ha explicado hoy “la disposición absoluta del Grupo Socialista a hacer suyas todas las propuestas que haga la oposición para mejorar los diferentes núcleos”, al tiempo que ha subrayado que “esta es una situación muy diferente a la que se ha mantenido desde otras fuerzas políticas, que han utilizado las inversiones, la mejora de esas zonas del municipio, la modernización de Arona y las peticiones de los vecinos como armas de presión partidista. Nosotros –ha agregado-, como grupo de gobierno, no vamos a bloquear el municipio, sea de quien sea la propuesta que se presente”, ha adelantado.