La consejera de Gestión del Medio Natural y Seguridad del Cabildo de Tenerife, Isabel García, ha pedido hoy a la población que procure no acercarse o concentrarse en la zona de costa de Adeje en la que, desde el pasado sábado, deambula un delfín mular para evitar hacerle daño y que “esta ‘visita’ tenga un desenlace no deseado”.

La consejera explica que personal del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre La Tahonilla ha estado desde el pasado sábado en la zona colaborando con el Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Adeje en la supervisión del delfín, que según lo que indican los expertos desplazados al lugar, “no parece que esté herido ni enfermo, y debería poder irse por sí solo a mar abierto”.

Isabel García ha explicado que desde que se detectó la presencia del delfín en la costa de Puerto Colón, la playa de La Pinta y, hoy, en la playa de Torviscas, se ha procurado mantener alejadas a las embarcaciones y se han cerrado temporalmente los accesos a las zonas de baño por parte del Ayuntamiento para evitar acercamientos al animal.

“Estoy segura de que la ciudadanía entiende perfectamente que pidamos que durante unos días, hasta que el delfín se vaya, no se acerquen a la playa, la conciencia y empatía de los tinerfeños y tinerfeñas es muy alta, y esta peculiar incursión de un delfín solitario en una de nuestras playas se resolverá con éxito gracias a la colaboración de todos”, indica García en un comunicado.

Una de las teorías que barajan los veterinarios es que se trate de un ejemplar solitario que se acerca a la playa a comer y que, con toda probabilidad, en unos días se vaya a alta mar, dado que su estado de salud es bueno.

El personal de La Tahonilla que, de manera voluntaria, ha participado en las labores de seguimiento y supervisión del animal desde el sábado, continuará disponible en el centro de recuperación de fauna por si fuera necesaria su colaboración de nuevo, indica la nota del Cabildo.