Las fuertes precipitaciones que se han producido en las últimas horas en la zona del Palm-Mar, en el municipio sureño de Arona, han anegado las calles, que se han vuelto casi intransitables y dejando vehículos prácticamente sumergidos este viernes.

Cabe recordar que la Agencia Estatal de Meteorología había activado para hoy el aviso amarillo por lluvias en la isla de Tenerife debido a la llegada de una DANA que también ha dejado granizo en el municipio de Tacoronte durante esta jornada.