Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio Marítimo de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife rescataron en horas de mediodía del pasado sábado a los dos tripulantes de un velero que se encontraban en peligro, ya que habían caído al mar, tras el vuelco de la embarcación que había perdido su estabilidad (se encontraba ‘con la quilla al sol’) por diversas causas.

Los agentes de la Guardia Civil en servicio con la patrullera de altura Rio Duero, así como una embarcación auxiliar con otros dos agentes, iniciaron de inmediato la navegación hacia el lugar donde se encontraban los tripulantes y su embarcación, manteniendo en todo momento las comunicaciones con ellos.

Una vez que visualizaron la embarcación y a sus tripulantes en el agua, los agentes procedieron a su rescate, sacándolos del agua y trasladándolos al buque Rio Duero, desde donde se les realizaron los primeros auxilios a los dos rescatados (retirada de ropas mojadas, mantas térmicas y consumo de bebidas isotónicas templadas) por presentar síntomas leves de hipotermia.

A continuación, los agentes de la Guardia Civil iniciaron las labores de adrizado de la embarcación siniestrada por encontrarse la vela completamente dentro del agua.

Finalmente, el rescate es realizado de forma rápida y efectiva, encontrándose estables los dos rescatados y presentando la embarcación siniestrada diversos daños. Se pudieron recuperar todas las pertenencias de los tripulantes y los pertrechos de la embarcación, que posteriormente fueron entregados al propietario y armador.