El Gobierno de España, constituito por el Partido Socialista “Obrero” Español y Podemos ha remitido a Bruselas un documento donde situa el gasto en sanidad en 6,2% respecto al PIB. El Programa de Estabilidad 2021-2024 elimina uno de los compromisos del Ejecutivo, alcanzar un gasto público para Sanidad equivalente al 7% del PIB a final de legislatura, eliminando 11.000 millones tan necesarios para la sanidad.

Según el medio de comunicación especializado en finanzas, eleconomista.es: En 2024, según el documento remitido a Bruselas, el gasto sanitario será del 6,2% respecto al PIB, prácticamente equivalente al mismo que había antes de la llegada del coronavirus (6,1%). En euros, y tomando como referencia el año 2022 (que es cuando se espera estar a niveles de 2019), un 0,8% menos del PIB se traduce en algo más de 11.000 millones que no estarán disponibles para Sanidad.

Esta decisión provocará que haya un presupuesto ajustado para todas las reformas y proyectos que se deben acometer, máxime cuando una de las prioridades está en mejorar la atención primaria y las condiciones laborales de los médicos y enfermeros. Uno de ellos es el de atraer fabricación que actualmente se realiza en Asia de los medicamentos esenciales. La industria pretende que los precios de esos fármacos (ya maduros y de escaso impacto económico) tengan una consideración especial. La razón principal, más allá del margen de beneficio que se quiera alcanzar, es que los costes de producción difieren mucho en España respecto a India o China.