‘Diómedes’, una intensa borrasca que evoluciona al suroeste de Grecia, impulsará vientos fuertes a lo largo del Mediterráneo que terminarán llegando a Levante, donde se podrían registrar precipitaciones en los próximos días, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Esto coincidirá con un desplome de las temperaturas que ha puesto a media docena de provincias en alerta.

La portavoz de la AEMET Beatriz Hervella, ha explicado que se trata de una borrasca intensa, la cuarta de gran impacto nombrada por el Grupo meteorológico del Suroeste del Mediterráneo, que integran Grecia, Chipre e Israel. Así, tras ‘Carmel’, ahora ‘Diómedes’ está situada al suroeste de Grecia donde está provocando tiempo «muy adverso» en el país helénico.

No obstante, Hervella estima que España no resultará afectada por la presencia de esta borrasca con nombre de héroe en la mitología griega, pero sí podría caber la posibilidad de que favorezca y facilite flujo de viento de Levante, que deje precipitaciones en algunas áreas del litoral mediterráneo durante los próximos días.

Alerta por temporal y frío
Seis provincias estarán este miércoles en aviso amarillo (riesgo) por fenómenos costeros y temperaturas mínimas que pueden alcanzar los 6ºC bajo cero en determinados puntos, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, el Pirineo oscense; Albarracín, Jiloca, Gúdar y Maestrazgo (Teruel); el Pirineo de Girona y de Lleida; y el Valle de Arán (Lleida) estarán en riesgo por temperaturas mínimas que podrían llegar a -6ºC. En el caso de la Ibérica zaragozana el termómetro puede llegar a los 4ºC bajo cero.

Por otro lado, se esperan se espera viento del norte con intervalos de fuerza 7 y olas de 2 a 3 metros en el Ampurdán (Girona); viento de levante de fuerza 7 al oeste de Tarifa, en la zona del Estrecho (Cádiz); y levante de fuerza 7 al sur de Trafalgar (Cádiz), principalmente mar adentro.

En el área mediterránea, este miércoles se esperan intervalos nubosos con algunas precipitaciones débiles y dispersas, más probables en la mitad sur de la zona. Además, la nubosidad puede extenderse a lo largo del día a Andalucía occidental y el cielo estará poco nuboso en el resto del país, con algunas nubes bajas al principio en el área cantábrica, meseta norte y sistema central.

La Agencia Estatal de Meteorología no descarta nieblas matinales en las depresiones del nordeste peninsular y advierte de posibilidad de calima ligera en Canarias.

Respecto a las temperaturas, el organismo estatal indica que tienden en general a bajar en la Península, y las mínimas, que se darán al final del día, descienden de forma notable en la cordillera Cantábrica y sistema Ibérico norte. Las heladas se extenderán por buena parte del interior norte y este de la Península, más intensas en montaña, localmente fuertes en Pirineos.

Además, se prevé predominio de vientos de componentes este y norte en la mayor parte del país, con levante fuerte en el Estrecho e intervalos de viento fuerte del este al final en el norte del Galicia y del norte al principio en el Ampurdán y Menorca.

En las islas Canarias más orientales, los cielos estarán poco nubosos o despejados con intervalos matinales de nubes bajas en el litoral norte y este. En el resto de islas, habrá intervalos matinales en zonas bajas del nordeste y de evolución en el interior por la tarde que no se descarta que puedan dejar algún chubasco ocasional.

Las temperaturas en el archipiélago canario se prevén con pocos cambios, con algún ligero ascenso en las mínimas, previéndose heladas en cumbres de Tenerife y de La Palma. El viento soplará del nordeste en la provincia oriental y del este en la occidental, disminuyendo de intensidad por la tarde. Predominará el régimen de brisas en costas.