Las señales que estamos acostumbrados a ver en carreteras y vías de alta capacidad suelen ser de color azul y blanco o blanco y rojo, con indicaciones en negro. Son señales que indican las velocidades máximas y recomendadas, y las prohibiciones en carretera para conducir correctamente y mantener la seguridad vial.

Sin embargo, hay señales importantes y que tienden a confundirse con otras. Es el caso de la que mostramos, que hace referencia a un tramo de riesgo en la vía por la que se circula. Son señales que suelen estar en los tramos de alta concentración de accidentes en las carreteras convencionales.

El significado de la señal es marcar la longitud de los tramos peligrosos y avisar a los conductores de la posible presencia de radares móviles ante el riesgo que supone superar los límites de velocidad en ese trozo de trazado.

Por tanto, esta señal no alerta de la existencia de un radar de tramo o un radar fijo a lo largo de los kilómetros indicados en la parte baja del cartel.

Ante los desplazamientos de cara a verano, Tráfico ha querido recordar, en sus redes sociales, la importancia de adecuar la velocidad al tramo de vía en recorrido, y de respetar las señales de tráfico y los límites durante la conducción.