Las torrenciales lluvias que han azotado la India los últimos días provocaron una impresionante imagen. Un coche que se encontraba aparcado en una zona residencial de Ghatkopar, en la ciudad de Bombay, en la India, fue, literalmente, tragado por la tierra.
De acuerdo con medios locales, la policía de tránsito explicó que había un pozo en el lugar que luego se cubrió para crear un lugar de estacionamiento. Esto en conjunción con las lluvias propició el incidente.